-

La Ciudad, un horno: la sensación térmica llegó a los 38 grados

30 de enero de 2017

A las 17, el termómetro alcanzó los 34,3° y una sensación térmica de 38°. Rige una alerta amarilla para el área metropolitana. El miércoles llegarían las lluvias, que darán un leve respiro.

Una nueva ola de calor se siente con crudeza en la ciudad de Buenos Aires y el conurbano bonaerense. Tal como lo anunció el Servicio Meteorológico Nacional (SMN), se vivió este lunes una jornada agobiante, con una sensación térmica que rozó los 40 grados por la tarde.
Pero el calor intenso abarca a casi toda la Argentina, salvo unos muy pocos casos, como la zona más austral del país donde la temperatura va entre los 8 y los 18 grados. En el resto de las ciudades, los argentinos deben soportar marcas térmicas que superan los 30 grados.
De acuerdo al pronóstico del SMN, mañana habrá que prepararse porque se espera otra jornada tórrida, por lo que la vuelta a casa, tras la jornada laboral, será asfixiante. La máxima volverá a repetirse en 33 o 34 grados con elevada sensación térmica.
El miércoles, seguirá el calor intenso pero podrían aparecer algunas lluvias por la mañana y tormentas por la tarde, lo que darían un leve respiro, además de que el cielo lucirá nublado toda la jornada. La temperatura rondará entre los 23 y los 30 grados.

En Vivo