Piden juicio político a la jueza que liberó a los acusados de asesinar al remisero

31 de enero de 2017

El gobernador Mario Das Neves cuestionó la decisión de la jueza que dictó prisión domiciliaria para dos de los sospechosos de haber participado en el crimen del remisero en Comodoro Rivadavia.

El gobernador de Chubut, Mario Das Neves, confirmó este martes la remoción inminente de la cúpula de la policía provincial y anunció que pedirá el juicio político a la jueza que liberó a dos de los acusados por el asesinato de un remisero en Comodoro Rivadavia, al advertir que esa decisión fue "un disparate" y la magistrada debería "renunciar".

Embed
El cambio en la conducción de la fuerza de seguridad se precipitó anoche luego de la manifestación de trabajadores del transporte para repudiar el crimen del remisero Fernando Schmidt, quien fue asesinado de 20 puñaladas por un pasajero al que llevaba en su auto en la ciudad de Comodoro Rivadavia.

Das Neves ratificó esta mañana, durante un acto en el Banco de Chubut, que en las próximas horas "será removida la totalidad de la cúpula policial".

Asimismo, anunció que el subjefe de la policía provincial, el comisario retirado Luis Avilés, asumirá el viernes en lugar del jefe actual de la institución, Juan Ale.

El mandatario, que desde que asumió en diciembre tuvo varios reproches hacia el accionar policial, afirmó que "no puede ser que se hayan cajoneado expedientes desde el 2013 de policías que estaban en condiciones de ser separados de la fuerza y nada se haya hecho".

Por otra parte, Das Neves cuestionó duramente a la jueza de Comodoro Rivadavia Raquel Tasello por admitir la excarcelación de dos de los tres detenidos por el crimen y encubrimiento del ataque contra el chofer Schmidt, quien fue asesinado el domingo.

Embed
"No puede, en el mismo día en que están velando al remisero, dejar libres a los asesinos. Eso es vivir en otro mundo", manifestó en declaraciones a radio Del Mar de esta ciudad.

Das Neves consideró que la jueza "ya debería haber renunciado" tras dejar en libertad a dos de los presuntos implicados en el crimen y aseguró que desde el gobierno "le vamos a iniciar el proceso de juicio político".

Ayer, en la audiencia de control de detención y apertura de investigación, la jueza penal Raquel Tassello imputó por "robo simple y encubrimiento agravado" a dos jóvenes de 24 y 29 años porque intentaron robar las cámaras de seguridad que habían grabado la imagen del atacante en la remisería donde Schmidt tomó el viaje con el pasajero que luego lo mató.

Los dos jóvenes quedaron en libertad con una "prohibición de acercamiento a la remisería", mientras uno de ellos tendrá además que presentarse tres veces por semana en la comisaría de jurisdicción.
"Lo que hizo (la jueza) es un disparate y una sinvergüenzada. Está faltando al sentido común. No puede tomar esa decisión con los elementos contundentes que hay", expresó el gobernador, tras la movilización multitudinaria que se realizó ayer en reclamo de seguridad.

Embed
En tanto, el ministro Coordinador de Gabinete, Alberto Gilardino, sostuvo que el asesinato del remisero "no es un caso de inseguridad tipo. Fue un caso medio raro porque no hubo robo a la víctima pero sí mucha violencia".

Fuentes de la investigación avalaron esa hipótesis y recordaron que la fiscalía confirmó que la víctima recibió amenazas previas en las que al parecer no estarían implicados los imputados.
"La Policía y la Fiscalía actuaron rápido", remarcó Gilardino, pero advirtió que "si en menos de 24 horas se deja en libertad a dos de los tres imputados tira para atrás todo el trabajo".

El jefe de fiscales, Juan Carlos Caperochipi, confirmó que pedirán la revisión de la decisión de la jueza.
Por el crimen del remisero continúa detenido un joven de 18 años, imputado por "homicidio en ocasión de robo", para quien la jueza dictó cuatro meses de prisión preventiva.

Las fuentes señalaron que el joven tiene antecedentes penales por detenciones cuando era menor de edad por robos con armas.





Temas