-

Indignación en el Rayo Vallecano por la contratación de un jugador neonazi

01 de febrero de 2017

Roman Zazulya, la nueva incorporación del elenco madrileño, causó tanta polémica entre los hinchas de Vallecas por una supuesta relación con grupos paramilitares y neonazis que el jugador debió volver al Betis.

El delantero Roman Zozulya llegó en la noche del martes al Rayo Vallecano y no tardó ni un segundo en generar polémica. Los hinchas de Vallecas no le perdonaron su supuesta relación con grupos paramilitares y neonazis por lo que el ucraniano volvió a armar las valijas y retornó al Betis.

zazulya vete.jpg
Las banderas que colgaron en Vallecas<br>
Las banderas que colgaron en Vallecas
El director deportivo del Betis, Miguel Torrecilla, explicó la situación de Zozulya. La presión de cierta parte de la hinchada del club madrileño por presuntas significaciones políticas, hicieron que tome la decisión de volver a Sevilla, aunque se quedará sin jugar lo que resta de temporada ya que estuvo inscrito en el Dnipro ucraniano, luego en el Betis y ahora en el Rayo, por lo que ha cubierto el cupo de inscripciones que permite la legislación.

En mayo de 2016 cuando jugaba en el Dnipro, el ucraniano protagonizó una brutal batalla durante las semifinales de la Copa contra el Zorya Lugansk. Todo ocurrió cuando el Zorya eliminó al Dnipro con un polémico gol en el minuto 95. Zozulya, que no pudo jugar ese partido por sanción, saltó al campo desde la platea para intentar agredir al árbitro y a varios jugadores del Zorya. Sus compañeros tuvieron que agarrarlo para evitar males mayores.

Embed
La Plataforma ADRV, la agrupación de peñas del Rayo, había emitido un comunicado rechazando la nueva incorporación del Rayo: "Ridículo tras ridículo. Cuando parece que nada puede sorprendernos en este club siempre llega otra bofetada a nuestros valores e historia: entre los miles y miles de jugadores que hay en el mercado deciden fichar a un reconocido neonazi como Zozulya".

Temas

En Vivo