-

Habló otra víctima del anestesista: "Fui a una entrevista y me recibió en bóxer"

02 de febrero de 2017

Una mujer relató a C5N el calvario que vivió con el anestesista Gerardo Ismael Billiris, detenido por haber golpeado a una chica en el barrio porteño de Palermo, hace cinco años cuando recibió una propuesta de trabajo.


Laura -un seudónimo que utilizó para preservar su identidad- dio una entrevista con C5Ny relató el calvario que vivió con el anestesista Gerardo Ismael Billiris, detenido por haber golpeado a una chica en el barrio porteño de Palermo,en 2012 cuando recibió una propuesta de trabajo.
La mujer se comunicó durante la tarde de este jueves con el canal tras ver las imágenes del anestesista en la televisión. Laura contó que en 2012 estuvo unas horas en la casa de Billiris tras recibir una propuesta de trabajo y aclaró que, por el mal momento que pasó y el miedo que tuvo, decidió no hablar hasta el día de hoy. "No le conté ni a mis papás", dijo.
Embed
"Fui a una entrevista laboral y me recibió en bóxer", relató en un comienzo Laura, quien además comentó durante el tiempo que permaneció en la casa de Palermo, Billiris no sólo consumió drogas delante de ella sino que también le convidó.
Embed
"Me salvé de milagro de que no pasara nada", expresó. Y continuó: "Sobre la barra tenía un montón de drogas diferentes. Había bolsas de cocaína, cigarrillos de marihuana. Tenía botellas de bebidas blancas. Fue al mediodía".
Billiris -que en ese momento se presentó como cirujano- le ofreció un trabajo que consistía en completar unas planillas. "Cuando estaba en su casa, por suerte lo llamaron y se tuvo que ir de urgencia a hacer una cirugía", añadió.
Embed
Por eso, la mujer pudo irse. "Cuando llegué a casa me empezó a llamar por teléfono. Cambié el teléfono enseguida", dijo.
"Fue muy difícil -agregó- para mí todo esto. Me dio mucho miedo y hasta el día de hoy tengo mucho cuidado".
El primer caso que salió a la luz fue el de Belén Torres, una joven de 21 años golpeada por un anestesista en un departamento de Palermo. Torres, quien se encuentra internada en una clínica por las heridas provocadas, dijo que si no "hubiese salido a gritar" pidiendo auxilio "estaría muerta".
Embed



Temas

En Vivo