Doble vara: Alonso defendió el uso particular de la flota presidencial

03 de febrero de 2017

Cuando estaba en la oposición, la hoy titular de la Oficina Anticorrupción había asegurado que ese mismo organismo estaba obligado a investigar de oficio el uso que hacía la entonces presidenta Cristina Kirchner de la flota presidencial. Ahora lo justifica.

Tras el estallido del escándalo por el uso del helicóptero presidencial para que Juliana Awada y su hija Antonia regresen de sus vacaciones de Punta del Este, la hoy titular de la Oficina Anticorrupción, Laura Alonso, debería abrir una investigación de oficio acerca del uso particular que el presidente Mauricio Macri hace de la flota oficial.

Así se desprende de sus propias palabras. En julio de 2014 y tras la publicación de una nota en el diario La Nación sobre el uso del avión presidencial durante la gestión de Cristina Kirchner, Alonso advirtió, a través de su cuenta de Twitter: "La Oficina Anticorrupción (q existe aunque no lo creas) deberías investigar 'de oficio' el uso particular de la flota presidencial".

Embed
Es de esperar entonces que en las próximas horas, y en tanto hoy se encuentra al frente de ese organismo, impulse una investigación de oficiosobre el uso del helicóptero presidencial por parte de Juliana Awada, tal como reclamaba cuando se encontraba en la oposición.

Sin embargo, muy lejos de ello, Alonso volvió a apelar a una doble vara a la hora medir las acciones del gobierno de Cristina Kirchner y las de Mauricio Macri. Lo que durante el kirchnerismo era objeto de denuncias, ahora es justificado.

Muy lejos de su tuit de 2014, Alonso aseguró este viernes en diálogo con Radio Mitre que "el uso del vehhículo oficial está dentro de la correcta utilización de los bienes del Estado"

Embed
Alonso defendió ese uso del helicóptero presidencial y señaló que "el Presidente y su familia deben hacer un uso austero de los bienes del Estado" y lo contrastó con los "abusos", que es lo que debe evitar.

"En casos de otros funcionarios, el uso del vehículo oficial es para el funcionario, no para la familia", aclaró Alonso. "Siempre existe la tentación de los funcionarios de creer que los bienes de Estado son propios. No es así", dijo.

Temas