-

Las redes sociales favorecen la integración en los chicos con capacidades diferentes

07 de febrero de 2017

Un estudio realizado por la Universidad Autónoma de Madrid (UAM) determinó que las redes sociales favorecen positivamente el aprendizaje cooperativo entre estudiantes con capacidades diferentes, especialmente cuando se alternan con metodologías activas de aprendizaje cooperativo.

Así lo determinó un grupo de educadores de la UAM que puso en marcha un proyecto dirigido a enseñar habilidades laborales a estudiantes con discapacidad intelectual, según indicó el centro en una nota de prensa.

Estos profesores e investigadores, pertenecientes al departamento de Didáctica y Teoría de la Educación de la UAM, llevaron a cabo una experiencia "innovadora" basada en las redes sociales, en la que los participantes se agruparon en grupos para alcanzar metas y superar contingencias comunes a través de una red social.

En concreto, utilizaron la plataforma Cliplt, una red social de aprendizaje colaborativo diseñada por el Grupo del Laboratorio de la Información en la Educación (LITE) de la Universidad Rey Juan Carlos (URJC).

Embed
Durante el proceso, los educadores pudieron confirmar que el uso de este instrumento facilitó una "mejor comprensión" de las tareas a realizar por parte de los estudiantes, lo que derivo en una "excelente comprensión" de funciones y tareas para el desempeño de su trabajo en el ámbito laboral, han explicado.

Los resultados de la experiencia fueron publicados en las memorias del International Symposium on Computers in Education (SIIE), celebrado recientemente en Salamanca.

Estos resultados confirman que las tecnologías de la información y la comunicación, y en particular las redes sociales, pueden resultar "altamente positivas" cuando se combinan con metodologías activas de aprendizaje cooperativo.

Temas

En Vivo