-

-

El "Brexit duro" gana terreno en el parlamento del Reino Unido

08 de febrero de 2017

La Cámara de los Comunes aprobó sin modificaciones el texto que presentó el gobierno de Theresa May. Los votos en contra fueron de Escocia y distritos pro Europa.

Tras una semana de debate, la Cámara de los Comunes aprobó el texto de 137 palabras presentado por el gobierno de Theresa May para ejecutar el artículo 50 del Tratado de la Unión Europea por el cual el Reino Unido dejará el bloque regional.

El texto original fue aprobado con 494 votos a favor y 122 en contra sin modificaciones a pesar del pliego de 142 páginas en los que la oposición pedía proteger los derechos de los ciudadanos comunitarios una vez que el país deje la UE.

Además, los parlamentarios se resistieron a pedir la aprobación de las autonomías de Escocia, Gales, Irlanda del Norte y hasta Gibraltar. El gobierno de May sostiene la postura del "Brexit duro", por la que Reino Unido dejaría el mercado común.

Los legisladores del Partido Nacionalista Escocés (SNP) rechazaron la medida junto a los 52 que desobedecieron al líder del Partido Laborista, Jeremy Corbyn, quien había pedido alinearse con el gobierno.

Los legisladores laboristas argumentaron que sus distritos votaron a favor de permanecer en la Unión Europea, por lo que ellos no podían mostrarse a favor del Brexit.

El siguiente paso para convertir en ley el "Proyecto de ley de la Unión Europea (Notificación para la retirada)" es que la Cámara de los Lores le dé su aprobación. De no haber modificaciones en esa instancia tampoco, el texto recibiría la firma de la reina Isabel II.