-

-

Trump quiere "una relación constructiva" con China

09 de febrero de 2017

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, le escribió una carta a su par chino, Xi Jinping, en la que le plantea tener "una relación constructiva".

La carta de Trump es el primer contacto con Xi propiciado por la Casa Blanca desde que el magnate inmobiliario asumió la presidencia de Estados Unidos, y responde a una felicitación que le envió el líder chino en ocasión de su investidura el pasado 20 de enero.

"Trump deseó al pueblo chino un feliz Festival de las Linternas y un prospero Año del Gallo", para luego plantear su deseo de "trabajar con Xi para desarrollar una relación constructiva que beneficie tanto a Estados Unidos como a China", apuntó la Casa Blanca en un comunicado.

La cancillería china se apresuró a responder, señalando que la cooperación entre Washington y Pekín es la "única opción".

Embed
El vocero del ministerio chino de Relaciones Exteriores, Lu Kang, confirmó este jueves la recepción de la misiva y mostró el agradecimiento de China por la felicitación por el Año Nuevo chino que Trump trasladó en la carta.

"China otorga gran importancia al desarrollo de las relaciones entre China y EEUU (...) La cooperación es la única y mejor opción para ambos países", destacó Lu en conferencia de prensa.

El vocero reiteró que Pekín trabajará para garantizar el crecimiento de los lazos entre ambos países, siempre sobre la base "de la no confrontación y el respeto mutuo".

A diferencia de sus contactos con otros líderes, Trump no llamó aún a Xi desde su toma de posesión, y hasta ahora no había felicitado personalmente al régimen chino por el Año Nuevo, rompiendo con una tradición entre líderes de ambas naciones.

Preguntado por la posibilidad de que la llamada de Trump finalmente se produzca, el vocero chino descartó responder y se limitó a reiterar que, desde que su llegada al poder, ambas potencias han mantenido "una estrecha interacción".

Durante su campaña y también como presidente, Trump culpó a China (además de a México) del déficit comercial de Estados Unidos y de la pérdida de puestos de trabajo debido a las deslocalizaciones, una tendencia que prometió invertir con mano dura frente a Pekín.

En China, expertos ligados al Gobierno auguran que se avecina una etapa de turbulencias comerciales y también en seguridad por los reclamos de soberanía de Pekín en el Mar de China Meridional y Oriental.

El nuevo jefe del Pentágono, el general James Mattis, realizó este mes su primer viaje al exterior a Corea del Sur y Japón, donde ratificó el compromiso de EEUU con el despliegue del sistema antimisiles THAAD en Corea del Sur y con la defensa de las islas Diaoyu (Senkaku para los japoneses), disputadas entre Japón y China.

El Gobierno chino urgió al Estados Unidos de Trump que se abstenga de desplegar el THAAD y le pidió que no se entrometa en la disputa territorial que mantiene con el Ejecutivo japonés respecto a las Diaoyu, que actualmente son gestionadas por Tokio.









Temas