A un año del accidente, Huracán vivió un mal momento en un vuelo

09 de febrero de 2017

El vuelo que llevaba al plantel de Huracán a Córdoba no pudo aterrizar y decidieron volverse a Buenos Aires. Antes, los jugadores se habían tenido que bajar de otro avión por un desperfecto.

El plantel debía viajar a Córdoba, donde este viernes tenía previsto disputar un amistoso contra Talleres, en el estadio "Francisco Cabasés", más conocido como "La Boutique de Barrio Jardín".
Embed
Sin embargo, el viaje sufrió muchos retrasos y no pudo llegar a destino. En un principio, la dirigencia de la "T" le ofreció un vuelo a su rival, que no pudo despegar por desperfectos técnicos y, tras dos horas de espera, debió abordar otra aeronave.
Embed
Pero, una vez en el aire, el avión debió regresar a Buenos Aires por las malas condiciones climáticas (lluvia y viento) en la capital cordobesa.
Embed
"Este viernes se cumple un año del accidente en Venezuela y justo hoy nos pasa esto", lamentó el delantero Diego Mendoza en declaraciones radiales.
Embed
Horas más tarde, Talleres confirmó la suspensión del evento en la red social Twitter. Mendoza fue uno de los más afectados por aquél accidente, en el que el micro que trasladaba a Huracán volcó camino al aeropuerto, luego de haber conseguido la clasificación a la fase de grupos de la Copa Libertadores de América frente a Caracas.
Embed
El bonaerense sufrió un corte profundo en el talón de su pie derecho y el mediocampista Patricio Toranzo perdió falanges en cuatro dedos de su pie izquierdo, entre varios heridos.

Temas