Buscan a un artesano argentino perdido en Chile

12 de febrero de 2017

Adrián del Campo tiene 34 años y la última vez que se comunicó con su familia fue el 28 de enero pasado. Su tía, quien lo busca desde Miramar, contó que le mandó mensajes que califica como "paranoicos".

Según informó la Cancillería Argentina, Adrián del Campo cruzó el 10 de enero de Salta a Bolivia y el 26 de enero de Perú a Chile. Desde entonces, no hay más rastros ciertos en ninguno de los tres países.

Lo último que la familia supo de él fue a través de un WhatsApp que recibió su primo el 28 de enero, en el que le decía que sólo se comunicaría por esa vía, aunque desde aquel día nunca más volvió a conectarse.

Embed
A principios de enero, Adrián ya había cerrado su cuenta de Facebook.

El papá de Adrián sufre esquizofrenia y su mamá murió en 2011.

En Miramar, a la distancia, lo busca su tía, Gabriela López. En diálogo con Télam, la mujer contó que "Adrián tuvo una enfermedad psiquiátrica y estaba con un delirio persecutorio. Al año que murió su mamá se fue de Miramar, agarró su mochila y se fue a vivir a Salta", donde trabajó como artesano hasta que a fin de año anunció que se iba de viaje.

Actualmente cursaba un tratamiento ya que a los 18 años tuvo un brote psicótico y estuvo internado durante tres meses en los hospitales neuropsiquiátricos de Necochea y Mar del Plata. Gabriela contó que Adrián le mandó el 16 de enero un mensaje al que calificó de "muy paranoico".

Decía que "nosotros lo estábamos siguiendo. Se lo reenvié a mi hermana Marcela y ella lo llamó. Él le dijo que se estaba sintiendo mal y que creía que necesitaba medicación. Le dijo que tenía un pasaje para viajar a Arica, en Chile, y ella le ofreció enviarle un pasaje de vuelta, pero él se negó y cortó la comunicación",
relató Gabriela.

Voceros de la cancillería argentina confirmaron que los consulados de los tres países -Chile, Perú y Bolivia- "trabajan en contacto con las autoridades y fuerzas de cada lugar" para encontrar a Adrián.

Los compañeros artesanos de Salta y la ONG Personas Perdidas, que trabaja en conjunto con Missing Children y la Red Solidaria, también lo buscan.

Temas