-

Las dos chicas que sobrevivieron a la masacre de Varela están "estables"

12 de febrero de 2017

Las dos adolescentes que resultaron gravemente heridas de bala en el brutal ataque de Florencio Varela continuaban este domingo internadas en grave estado pero "estables". La madre de Némesis, una de las víctimas, dijo que su hija "ya se pudo mover".

Se trata de Némesis (15), quien había sido herida en el cuello, una pierna y un hombro, y de Priscila (16), baleada en la pierna y en la cabeza.

Nancy, madre de la menor de las adolescentes, contó a la prensa en la puerta del Hospital Mi Pueblo, que su hija pasó la noche "estable" y que "ya se pudo mover", aunque aclaró que todavía no pudo verla.

En tanto, su amiga que está internada en el Hospital El Cruce de Florencio Varela también continuaba internada "estable" pero con una leve mejoría porque ya se "despertó", según dijo la mujer.

Embed
"No pude hablar con ninguna madre de las chicas, no las conozco", indicó Nancy, quien tampoco sabe quien es único detenido por el caso, llamado Luis Esteban Weiman (36).

La madre de Némesis relató que el primo de la chica pasó con el colectivo y "la vio tirada" tras reconocerla por "las trenzas rojas".

"Le hablaba, le decía que no se desmaye, lo único que ella le dijo fue 'mi celular'", afirmó Nancy, quien aseguró que señalaron a Weiman como el autor del ataque.

Por su parte, Denis Juárez fue velada en avenida San Martín al 2400, donde se presentaron los abogados de la familia, Sergio Contreras y Adrián Sabaris.

Contreras pidió que los testigos vayan a declarar a la fiscalía y contó que la detención del sospechoso se logró a partir de "una denuncia" de la familia de la víctima porque el hombre "acosaba" a la chica.

El abogado dijo que Weiman será indagado el lunes por el fiscal Hernán Bustos Rivas y solicitó que se siga investigando para esclarecer este hecho "muy confuso y raro".

Embed
"Vamos a confiar en la ley. Que se haga Justicia, nada más", expresó un tío de Denis, mientras que la tía pidió que el caso "no quede impune" y aclaró que el detenido y su sobrina "no eran pareja, sino conocidos".

El hecho se registró el sábado cerca de las 6 en la esquina de la avenida Senzabello y Los Andes, cuando el grupo de amigas volvía caminando después de salir de bailar de "Santa Diabla", un local nocturno ubicado en la mencionada localidad del sur del Gran Buenos Aires.

Si bien inicialmente un joven declaró que a las jóvenes se les disparó desde un auto, otros testigos dijeron que las chicas se encontraban en la parada hablando con un hombre que, luego de que se escucharan los balazos, miró cómo habían quedado los cuerpos y salió corriendo.

Denis y Sabrina Barrientos (15) recibieron nueve y cuatro disparos, respectivamente,
y a raíz de los impactos murieron en el lugar.

Temas

En Vivo