Por San Valentín, fueron a un albergue transitorio con una camioneta robada

15 de febrero de 2017

Un hombre de 28 años y una chica de 18 fueron detenidos este mediodía por el robo de la camioneta con la que habían ido al hotel a pasar una noche de pasión. La Policía debió esperar que termine el turno de la pareja para aprehenderlos.

Una pareja fue arrestada en un albergue transitorio del barrio porteño de Liniers, donde festejaban el Día de los Enamorados y al que habían acudido con una camioneta que fue robada en la localidad bonaerense de Ramos Mejía.

El arresto fue realizado en horas del mediodía de este martes por efectivos de la División Robos y Hurtos de la Policía de la Ciudad en un hotel de alojamiento situado en Cuzco al 200, de Liniers.

Embed
https://www.google.com.ar/maps/place/Cuzco+200,+Cdad.+Aut%C3%B3noma+de+Buenos+Aires/@-34.637424,-58.527913,20z/data=!4m5!3m4!1s0x95bcc83f11f295fb:0xd1073882b1b7468e!8m2!3d-34.6373298!4d-58.5279119

En ese lugar fueron detenidos un hombre de 28 años y una joven de 18, indicaron fuentes de la fuerza.

Los policías habían llegado al lugar guiados por el sistema de rastreo de una camioneta BMW que había sido robada la noche anterior en la zona de Ramos Mejía, en medio de un atraco cometido con la modalidad conocida como "entradera".

El asalto tuvo como víctima a una mujer que ingresaba con su familia al domicilio a bordo de la camioneta y fue abordada por cinco delincuentes provistos de escopetas y armas cortas. La mujer enseguida entregó las llaves de la camioneta con el fin que los delincuentes ingresen a su casa.

Una vez que los asaltantes huyeron con el vehículo, la víctima hizo la denuncia policial y se activaron los sistemas de rastreo. En horas del mediodía, la camioneta robada fue ubicada por la Policía en el hotel de la calle Cusco.

Tras constatar con el personal del establecimiento, que una pareja había ingresado con el vehículo y se había alojado en uno de los cuartos, se realizó un retén para no darle escapatoria a los implicados.

Tras permanecer en el hotel durante varias horas, la pareja salió del albergue y tras un intento de fuga frustrado fueron detenidos por los agentes apostados en las afueras del establecimiento, para no molestar a los otros clientes.

Un vecina del barrio relató: "Yo veía que había un auto blanco en marcha en la puerta del telo durante horas. Estuve a punto de llamar a la policía para denunciarlo".

"Al final, me di cuenta que era un propio auto de la policía, que estaba esperando a los ladrones que salieran de ahí", dijo.

Temas