-

Habló la embarazada baleada en Hurlingham: "Yo sentí cuando la bala mató a mi hijo"

17 de febrero de 2017

Mónica Lloret estaba a punto de convertirse en madre cuando su concuñado, Diego Loscalzo, desató la masacre de Hurlingham. La mujer recibió seis disparos y perdió a su bebe. "Las heridas del cuerpo van sanando, pero emocionalmente me cuesta muchísimo", aseguró.

La mujer que estaba embarazada y perdió su bebé cuando Diego Loscalzo desató la masacre de Hurlingham calificó de "aberrante" esa noche y dijo que sintió cuando la bala mató a su hijo. Se trata de Mónica Lloret, la mujer que estaba a punto de ser mamá de Mateo.

Embed
"Las heridas del cuerpo van sanando pero emocionalmente me cuesta muchísimo", admitió entre lágrimas y recordó que esa noche ya había empezado con contracciones y estaba acostada cuando Loscalzo les tocó el timbre.

Recordó que Loscalzo dijo que Romina Maguna "se había caído por las escaleras" para que todos salieran de la casa. Fue entonces que el empleado ferroviario se bajó de la moto y fue hacia ellos caminando con un arma en la cintura.

La noche trágica, el acusado atacó primero a Juana, la mamá de los Maguna. "Le dijo vieja de m... y le dio dos disparos", contó. Y agregó: "Le estaba pegando a mi hija y la quise defender". "Él mató a mi hijo", sostuvo y se lamentó: "Un instante antes mi hijo se movía adentro mío".

Para Lloret el asesino siempre había mostrado un carácter posesivo pero descartó rotundamente que estuviera loco. "Es mentira que se quiere matar".

Temas

En Vivo