-

Pidió un médico a domicilio y le desvalijaron la casa

28 de febrero de 2017

Ocurrió el viernes cuando una mujer llamó a su prepaga para pedir un médico para su hija de seis años. Cuando el hombre llegó, subió al departamento y los apuntó con un arma. Creen que los delincuentes interceptaron la llamada.

"Viví los peores cinco minutos de mi vida", escribió Carolina Arce en su cuenta de Facebook donde relató el episodio que vivió el viernes por la tarde cuando llamó a un médico a domicilio y terminó sidno un ladrón que le desvalijó la casa.
Embed
El hecho ocurrió en un departamento de la calle Zapiola entre Lacroze y Olleros en el barrio porteño de Colegiales. La hija de Carolina, de seis años, tenía fuertes dolores de panza por lo que su mamá prefiere llamar al médico a domicilio de la obra social en vez de ir a una guardia pediátrica. "Llamé a la prepaga (OSDE) para pedir médico, porque Helena se sentía mal, había estado toda la tarde con dolor y a la noche ya lloraba porque le dolía mucho", comienza relatando la mujer.
"A los 20 minutos me tocan el timbre, contesto, me dicen 'médico', bajo a abrir lo más confiada. Por supuesto, yo esperaba un ¡médico! Entra el supuesto médico, tomamos el ascensor, típica charla de cuánto calor que hace, le cuento que Hele ya casi se había quedado dormida, que había vomitado... Entra a mi casa, sube la escalera para la habitación, entra y cuando le quiero empezar a contar más lo que le pasaba a mi hija, el tipo saca un arma, me la pone en la espalda con fuerza y me dice dame toda la plata que tengan, quiero plata, quiero plata!!", siguió indignada.
Embed
El ladrón se llevó celulares y dinero en efectivo. Pese a las amenazas constantes no agredió a la mujer ni a su marido, quien también se encontraba en su departamento.
Embed
Cuando el hecho finalizó, Carolina hizo la denuncia en la comisaría 31. Además, llamó a la prepaga para avisar de lo ocurrido y alertar sobre el hecho de inseguridad en el que había quedado involucrada. Desde la institución médica le ofrecieron enviarle una ambulancia inmediatamente. Sin embargo, ella no quiso. luego de varias insistencias lograron convencerla y le prometieron llamarla cuando el médico estuviese en la puerta para evitar inconvenientes.
En tanto, la empresa de medicina prepaga explicó a través de un comunicado cómo fueron los hechos y reveló cifras de la cantidad de llamado que reciben por día. Además, anunciaron que realizarán las investigaciones pertinentes para lograr establecer qué ocurrió.

Temas