El intendente de Pergamino negó que la comisaría estuviera sobrepoblada

03 de marzo de 2017

El intendente de Pergamino, Javier Martínez, afirmó que en la comisaría donde este jueves murieron siete presos había 19 detenidos, pero podía alojar hasta 20. Y advirtió que la Justicia está investigando por qué no se detectó a tiempo el incendio.

Tras la tragedia ocurrida en la Seccional 1° de Pergamino, que está ubicada en pleno centro de la localidad, el jefe comunal remarcó que entiende la reacción de los familiares de las víctimas, quienes manifestaron su enojo frente a la dependencia policial, al enfatizar que "el Estado tiene a estas personas detenidas y debe velar por su seguridad".

Martínez también confirmó que la quema del colchón y otros elementos que desencadenó el siniestro ocurrió tras la pelea de dos presos, uno de los cuales había ingresado a la dependencia policial el miércoles.

"El conflicto se genera con una persona que habían detenido el día anterior y que tenía muchísimos antecedentes. La detuvieron porque protagonizó un choque y se le encontró un arma y unas pertenencias que supuestamente tenían origen ilícito. Esta persona generó un conflicto con otra que estaba detenida por hechos similares", puntualizó.

Embed
Además, el jefe comunal amplió que durante la pelea "uno de estos presos generó la quema de elementos que produjeron humo y parecería que las muertes son por asfixia".

Consultado por la cantidad de presos que podía albergar la comisaría ubicada en la calle Dorrego al 600, aseguró que la "habilitación del lugar es para 18 personas, con una tolerancia máxima para 20".

Temas