"Rengo": quién es el narco que se atrincheró 10 horas en Santiago del Estero

04 de marzo de 2017

Gabriel Almeida, de 28 años, cumplía prisión domiciliaria y este viernes mantuvo en vilo a todo un barrio de Reconquista, en Santiago del Estero. "Voy a tirar la granada y se va a pudrir todo", amenazaba. Tras 10 horas atrincherado, el joven narco se entregó

Momentos de muchísima tensión se vivieron este viernes en una casa ubicada en el barrio Reconquista de Santiago del Estero. Un hombre de 28 años, identificado como Gabriel Almeida, se atrincheró en su domicilio y amenazó con armas de fuego a la policía que lo buscaba tras un tiroteo.
"Sacame de acá a estos giles o voy a tirar la granada y vas a ver cómo se pudre todo... Lo único que quiero es abrazar a mi hermana, ella sabe lo que vivo, después les doy las armas, me esposo yo si quieren, soy un hombre de palabra", gritaba el narco mientras negociaba.
Almeida es un narcotraficante conocido de la zona que cumplía una condena por una causa vinculada al consumo y venta de drogas. Hace dos semanas había protagonizado un violento tiroteo con la policía y logró fugarse. La policía lo encontró e intentó detenerlo pero el hombre se negó y amenazó con disparar a los efectivos y llegó a decir que iba a tirar una granada.
Inmediatamente llegó el Grupo Estratégico Táctico de Operaciones de Alto Riesgo que, luego de 10 horas, logró controlar la situación.
Embed
Según fuentes policiales, la denuncia fue radicada luego de que un sujeto habría amenazado con un revólver calibre 9 mm a su madre. Al llegar al lugar, personal policial solicitó refuerzos, ya que el "Rengo" se encontraba fuertemente armado.
Una vez que su madre salió del domicilio, Almeida cerró la reja de su casa, se atrincheró y amenazó con armas de fuego. Al pasar las horas, el hombre salió de su vivienda con una granada en su mano izquierda y en su mano derecha un revólver y amenazaba con "volar la cuadra entera". "Sáquenme a todos de encima", comenzó a amenazar el "Rengo". No quería ser detenido".
Embed
Tomaron conocimiento los fiscales Mariano Gómez y Érika Mucci quienes dieron a conocer en el lugar que Almeida cumplía prisión domiciliaria por un caso de drogas en 2014. El narco solicitaba a su familia para despedirse, y así poder entregarse: "Mi familia es lo único que tengo, quiero abrazar a mi hermana". El hombre, quien se encontraba completamente drogado efectuó más de 30 disparos al aire con varias armas y mantuvo a todo el barrio en vilo.

Temas