Para el Gobierno, la marcha de la CGT "se enmarca en un año electoral"

07 de marzo de 2017

Los ministros de Trabajo, Transporte, Producción y del Interior atribuyeron la movilización convocada para este martes por la central obrera a que en 2017 se votan legisladores. "No hay un problema generalizado de empleo", sostuvo Triaca.

A horas de la marcha de la CGT, el gobierno nacional salió a cuestionar la movilización de la central obrera y repudió un eventual paro general al sostener que "no hay un problema generalizado" del empleo.

El ministro de Trabajo, Jorge Triaca, aseguró que "hay un diagnóstico distinto" con la CGT sobre la situación socio-económica del país y afirmó que "hay un diálogo permanente" con la central obrera.

Embed
Sobre el apoyo opositor que recibió la marcha, Triaca indicó que "cuando hay un año electoral, el peronismo busca la identidad detrás de la defensa de los derechos de los trabajadores", aunque sostuvo que en Argentina "eso es una etapa superada porque todos queremos que a los trabajadores les vaya bien".

Por su parte, el ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, consideró que un paro general "no lleva a ningún lado, es un costo para el país y genera conflictividad".

Afirmó que "el empleo se está recuperando, la economía, después de 5 años de estancamiento, está creciendo", y resaltó que "cada uno de los dirigentes sindicales conoce esto".

Embed
En la misma sintonía, se expresó el ministro de Producción, Francisco Cabrera, al asegura que las razones que llevaron a la CGT a organizar la movilización de hoy "son falsas" y que "tiene que ver con la interna del propio peronismo".

"Es como inaugurar el año electoral. Hay un juego que tiene que ver con la interna del propio peronismo. No estoy seguro de cuáles son las motivaciones, pero si sé que la CGT ha sido muy razonable y responsable durante el 2016, trabajó y dialogó muy bien con nosotros todo el año. Y lo sorprendente es que igual sostienen que tienen razones para hacer la movilización. No tiene lógica", advirtió.

El ministro del Interior, Rogelio Frigerio, vinculó al "clima electoral" la movilización convocada por los sindicatos y afirmó que percibe "algunas actitudes mezquinas" de sectores de la oposición.

"La marcha de la CGT y el paro que convocaron desde ese central se enmarcan en un clima electoral que se anticipó. Falta mucho tiempo para las elecciones. Yo rescato el acompañamiento de las centrales obreras, en un año muy difícil. Hay algunas actitudes mezquinas y teñidas por la contienda electoral", comentó el funcionario.

Temas