-

Desapareció un publicista en el microcentro porteño

08 de marzo de 2017

Juan Manuel Ferrari, de 50 años, fue visto por última vez durante el mediodía de este lunes cuando se fue de su oficina, ubicada en Sarmiento al 500 del microcentro porteño. "Es como si se lo hubiera tragado la tierra", sostuvo su abogado.

Al igual que ocurrió con los financistas Hugo Díaz y Damián Stefanini, a Juan Manuel Ferrari se lo tragó la tierra. El hombre, de 50 años y que se dedica al marketing y la publicidad, fue visto por última vez duarnte el mediodía de este lunes en el microcentro porteño. A las 15.30, su empleado llamó a su actual pareja para informarle que no podía comunicarse con su jefe, lo que le llamaba poderosamente la atención.
Automáticamente, la novia de Ferrari hizo una denuncia ante la Prefectura informando de su desaparición.
Embed
Alejandro Sánchez Kalbermatten, el abogado del hombre desaparecido, explicó que su última conexión fue a las 14, cuando abandonó su oficina, ubicada en Sarmiento al 500. "Les dijo a sus empleados que iba a una reunión, pero no sabemos bien con quién. Desde entonces no se supo más de él. Según sus redes sociales, su última conexión en el centro a las 14.05, luego no hay más movimiento. Es como si se lo hubiera tragado la tierra".
Ferrari, es también financista, está separado y tiene dos hijos de 12 y 16 años. Hacía dos años que estaba en pareja con Cristina, profesora de educación física, que según su declaración ante Prefectura, lo vio cerca de las 9 de este martes y luego a las 11.21 le escribió un mensaje de WhatsAppque nunca le respondió, por lo que volvió a mandarle otro a las 17.30 que nunca fue recibido por el empresario.
El abogado del publicista explicó que a su cliente le debían tres millones de pesos, dijo que le preocupa "el paso de la horas" sin saber sobre su paradero y no descartó que pueda tratarse de un secuestro.
"Yo soy abogado de él hace bastante. No me acuerdo cuánto exactamente, pero le deben como tres millones de pesos",señaló el letrado.
Embed
"La última llamada fue a las 13.40 del 6 de marzo. Habló con gente de su oficina. Después las redes sociales se detuvieron en ese mismo instante, entonces creemos que ese teléfono fue interrumpido en ese mismo lapso en Puerto Madero",contó.
Sánchez Kalbermatten comentó que "también puede ser un secuestro o cualquier otra cosa", aunque aclaró que por el momento "no hubo llamadas" del tipo extorsivo.

Temas

En Vivo