Por el Día de las Mujeres, hubo un "ruidazo" en calles, oficinas, subtes y trenes

08 de marzo de 2017

Los bocinazos se comenzaron a escuchar poco después de las 12 por las calles de la Ciudad, donde en las puertas de los grandes edificios públicos empezaron a convocarse grupos de mujeres para dar inicio a un cese de actividades que se prolongó hasta las 15.

Con un "ruidazo" comenzó este mediodía el Paro Internacional de Mujeres (PIM), una medida inédita a la que adhieren más de 40 países, que en Buenos Aires se propagó en las calles, oficinas, escuelas y en las cabeceras de las líneas del subte y estaciones del ferrocarril Sarmiento, donde las trabajadoras bajaron a las vías en Castelar.

Los bocinazos se comenzaron a escuchar poco después de las 12 por las calles de la Ciudad, donde en las puertas de los grandes edificios públicos empezaron a convocarse grupos de mujeres para dar inicio a un cese de actividades que se prolongará hasta las 15, en el marco de las reivindicaciones de género para marchar en el Día Internacional de la Mujer.
"Los pasajeros se acercan, saludan, levantan el pulgar y hasta sacan fotos. Nosotras, las trabajadoras, nos convocamos en las cabeceras de cada Línea del Subte para unirnos al paro de mujeres y por nuestras reivindiciaciones de género", afirmó a la agencia Télam una delegada.
Una joven pasajera, Naomi de 22 años, dijo saber "de qué se trata este paro: que es por los derechos de mujeres", mientras otros pasajeros se mostraron sorprendidos aunque no hubo reacciones en contra.
La medida se empezó a sentir con fuerza primero en las estaciones Juan M. de Rosas (línea B), Congreso de Tucumán (línea D), San Pedrito (línea A), Las Heras (línea H), Constitución (línea C) y Plaza de los Virreyes (línea E), donde las trabajadoras desplegaron carteles con consignas vinculadas a las desigualdades sufridas por la condición de género.
También desde las 12, las ferroviarias hicieron lo mismo en la Línea Sarmiento, cuando bajaron a las vías en Castelar para expresar su adhesión al paro de mujeres.
"Nos unimos al paro mundial de mujeres 'desde las vías'", dijo a Télam una delegada de la Comisión "Mujer bonita es la que lucha", de la La Unión Ferroviaria de la Línea Sarmiento, que abogó por la "igualdad laboral contra la violencia machista" del sindicato "la Fraternidad" (maquinistas).
Grupos de mujeres marchaban por Avenida Belgrano, en la Ciudad de Buenos Aires, gritando consignas como "Ni una Menos".