Encontraron en su casa al acusado de un femicidio ocurrido el año pasado

09 de marzo de 2017

Francisca López fue encontrada sin vida por sus papás en su casa de Villa Celina. El acusado confesó haberle pegado pero asegura que no la mató. El crimen ocurrió en agosto del 2016.

"Si, le pegué porque me debía plata. Pero yo no la maté. Antes de irme se comenzó a sentir mal y no la vi más", dijo ante el fiscal Adrián Arrivas, Osvaldo Orué el acusado de haber asesinado a María Francisca López, de 19 años, el 22 de agosto del 2016.
Durante todo este tiempo el hombre estuvo prófugo y paradójicamente fue capturado este miércoles mientras miles de mujeres se manifestaban contra la violencia de género en todo el país.
Así el hombre confesó parcialmente el crimen. El acusado sostuvo que su pareja le "debía dinero" y que estaban saliendo hacía "nueve meses.
Embed
De acuerdo con la reconstrucción de los investigadores, el lunes 22, luego de quitarle la vida a Francisca, el femicida se comunicó con la familia de la chica y le contó que ella "se había empezado a sentir mal", aunque desconocía los motivos del malestar.

Cuando, un día después, los padres de la joven llegaron al lugar, se estremecieron al constatar que su hija se encontraba sin vida. Sin embargo, debido a las inconsistencias que detectaron en la argumentación del presunto asesino y a los signos de violencia que presentaba el cuerpo, decidieron ir a la policía.

Al acercarse al lugar, los efectivos encontraron el cuerpo de la joven con marcas de asfixia en el cuello.

Temas