-

Curas villeros advierten que el decreto migratorio de Macri fomenta el racismo

10 de marzo de 2017

Los curas villeros de la Ciudad emitieron un documento en el que advierten que el decreto migratorio del presidente, Mauricio Macri, "incentiva al racismo y la xenofobia". "El problema no es la inmigración, es el delito", diferenciaron.

Los sacerdotes de las villas de emergencia de la región metropolitana de Buenos Aires advirtieron este viernes que la decisión del gobierno nacional de endurecer las leyes de migración y ciudadanía tendrán "consecuencias discriminatorias" e incentivarán "el racismo y la xenofobia".

Los curas villeros cuestionaron en un documento que la medida se haya adoptado mediante un decreto de necesidad y urgencia, "salteando la discusión legislativa, espacio apropiado para el tratamiento de un tema tan delicado".

Embed
"Estamos muy preocupados por las consecuencias discriminatorias de la medida implementada desde el gobierno nacional, y por su consecuente incentivación del racismo y la xenofobia en nuestro pueblo", sostuvieron en el texto.

Asimismo, expresaron su rechazo a "la estigmatización del migrante, identificándolo con el delito, responsabilizándolo del problema de la droga, la inseguridad y de todos los aspectos negativos de la sociedad".

"El problema no es la inmigración, el problema es el delito", aseguraron, y recordaron que el papa Francisco dijo que "ningún pueblo es criminal o narcotraficante o violento".

Embed
Los curas villeros se preguntaron: "¿Cómo llamar ‘igualdad de oportunidades’ a una medida que deporta a un extranjero sin condena, por el hecho de ser acusado de resistir a la autoridad, vender en la vía pública, ejercer la prostitución o ser protagonista de un accidente automovilístico grave?. ¿Cómo hablar de ‘igualdad de oportunidades’ cuando como sociedad escuchamos a diario el llanto de las niñas y niños, hijos de los migrantes, que en las escuelas sufren la discriminación y la violencia cotidiana; cuando vemos el modo en que muchos migrantes son explotados a causa de su situación aceptando trabajos indignos?", interpelaron.

"Como vecinos de las villas, barriadas y asentamientos en que vivimos somos testigos diarios del sufrimiento causado por la xenofobia y el racismo", denunciaron.

"Estamos convencidos de que la explotación que a menudo sufren los migrantes es causada por los muros invisibles de la discriminación, que nos separan de ellos como de los otros, insensibilizándonos e instalándonos en la defensa imaginaria de un miedo que sólo se justifica en el prejuicio", subrayaron.

Embed
"En lugar de los posicionamientos discriminatorios, xenófobos y racistas, nuestro pueblo tiene reservas morales que nos invitan a la solidaridad y a la hospitalidad", destacaron, y manifestaron: “Preferimos una legislación que no se enfoque tanto en castigos sino en tratar de dirigir todo el potencial de los migrantes para el bien común de nuestra Nación".

El documento, que incluye "aproximaciones" al tema de las migraciones desde la Sagrada Escritura, el Magisterio y la Historia Argentina, lleva la firma de los sacerdotes José María “Pepe" Di Paola (Villa La Carcova, San Martín), Gustavo Carrara, Eduardo Casabal y Ignacio Bagattini (Villa 1-11-14), Lorenzo de Vedia, Carlos Olivero y Gastón Colombres (Villa 21-24 y Zavaleta) Guillermo Torre y José Luis Lozzia (Villa 31) y Domingo Rehin (Villa Lanzone, San Martín), entre otros.

Temas

En Vivo