Donald Trump: "La inmigración es un privilegio, no un derecho"

17 de marzo de 2017

En una rueda de prensa conjunta con canciller alemana, Angela Merkel, el mandatario dijo que "prioridad de proteger" a los ciudadanos de sus respectivas naciones y en que "la seguridad migratoria es seguridad nacional".

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, aseguró este viernes que "la inmigración es un privilegio, y no un derecho", e insistió en que la protección de los ciudadanos de su país debe ser una prioridad de seguridad nacional.

En su rueda de prensa conjunta con la canciller alemana, Angela Merkel, Trump dijo que ambos líderes coincidieron hoy en su reunión en la Casa Blanca en la "prioridad de proteger" a los ciudadanos de sus respectivas naciones y en que "la seguridad migratoria es seguridad nacional".

Donald Trump - Angela Merkel
Angela Merkel y Donald Trump
Angela Merkel y Donald Trump
"También reconocemos que la seguridad migratoria es seguridad nacional. Debemos proteger a nuestros ciudadanos de aquellos que tratan de difundir el terrorismo, el extremismo y la violencia dentro de nuestras fronteras", dijo el mandatario ante la prensa.

Trump insistió en que "la inmigración es un privilegio, no un derecho" y en que "la seguridad de nuestros ciudadanos debe ser siempre lo primero sin cuestionamientos".

Respecto a la lucha antiterrorista, el presidente estadounidense apreció los esfuerzos alemanes para acabar con el grupo yihadista Estado Islámico (EI), y subrayó que los dos países deben "seguir trabajando juntos" para protegerse del terrorismo islamista.

"Aplaudo a la canciller Merkel por las contribuciones de Alemania, tanto civiles como militares, como miembro de la coalición contra el EI", añadió Trump.

Embed
Durante la campaña electoral, Trump criticó duramente a Merkel por haber aceptado refugiados sirios en su país, una política diametralmente opuesta a sus medidas en suelo estadounidense, ya que ha intentado en dos ocasiones prohibir la entrada a dichos refugiados, aunque sus órdenes fueron bloqueadas por la Justicia.

Se trata del primer encuentro cara a cara entre los dos mandatarios, en el que también abordaron temas de comercio exterior, la contribución a la OTAN de sus países miembros y la crisis en Ucrania, entre otros aspectos.

El incómodo momento

Los periodistas que estuvieron presentes en la Casa Blanca fueron testigos del desagradable momento, que podría desatar un conflicto internacional. Sencillamente, el presidente rechazó sin escrúpulo alguno darle un apretón de manos a la canciller alemana.

Así fue el diálogo entre ambos. ¿O quizás el monólogo?

Merkel a Trump: "¿Quiere que nos demos la mano?" y Trump simplemente la ignoró.

Trump Niega Saludo a Merkel.mp4




Temas