-

El Gobierno aseguró que el escándalo de la carne de Brasil "no afecta a Argentina"

21 de marzo de 2017

El ministro de Agroindustria, Ricardo Buryaile, dijo que "el país no está en la situación de Brasil, de todos los frigoríficos que están involucrados ninguno ha tenido problemas con la Argentina".

Las carnes en mal estado adulteradas para ser exportadas por parte de 21 frigoríficos en Brasil, en un caso de corrupción, "no revisten peligro para la Argentina", aclaró el Gobierno nacional.

El Ministerio de Agroindustria informó que la Argentina "sigue atentamente el desarrollo de las investigaciones y considera prudente la decisión tomada por el Ministerio de Agricultura, Pecuaria y Abastecimiento (MAPA) del país vecino de autoexcluir del comercio internacional a los establecimientos involucrados".

En tanto, manifestó que "el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) tiene implementado desde el 2000 un sistema de monitoreo y control de inocuidad y calidad de los agroalimentos".

carne
El escándalo de la carne de Brasil
El escándalo de la carne de Brasil "no afecta a la Argentina"
"Ante esta situación el Organismo ha dispuesto incrementar aún más los habituales controles de todas las mercaderías de origen cárnico provenientes de Brasil", dijo el comunicado.

De las plantas involucradas en la investigación judicial sólo una exporta a la Argentina: "Hasta el momento los controles realizados resultaron satisfactorios", explicó el Ministerio.

También aclaró que el Gobierno mantiene contacto permanente con las autoridades políticas y con el servicio sanitario de Brasil para proteger la salud y el bienestar de los ciudadanos argentinos a la espera de que las instituciones brasileñas resuelvan en tiempo y forma la situación suscitada.

"Garantizar la inocuidad de los alimentos que consumen todos los argentinos y nuestros compradores mundiales, velar por la transparencia en la cadena comercial, y terminar con los circuitos desleales son los ejes centrales de la política sanitaria que desde diciembre de 2015 llevamos adelante", manifestó.

El ministro de Agroindustria, Ricardo Buryaile, se reunió con funcionarios del Servicio Nacional de Sanidad (Senasa) y luego declaró sobre el escándalo de la carne en Brasil que "no hay riesgo para la salud argentina", aunque desde el país vecino se importan cerdos.

En declaraciones radiales, Jorge Dal Bianco, director Nacional de Inocuidad y Calidad Agrolimentaria del Senasa había salido a dar tranquilidad al mercado.

"El Senasa desarrolla controles sobre todos los productos alimenticios que exporta el país y son efectivos", dijo y señaló que "la Argentina no está en la situación de Brasil, de todos los frigoríficos que están involucrados ninguno ha tenido problemas con la Argentina".

Por otra parte, confirmó que, el "ácido ascórbico" que se utilizaba para adulterar la carne en mal estado está "habilitado en algunos usos y determinadas condiciones, pero aclaró que "es peligrosa" su utilización en demasía.

Carne
"La adulteración está prohibida, es una estafa al consumidor", advirtió Dal Bianco al referirse al caso brasileño.

Mientras que el Instituto de Promoción de la Carne Vacuna Argentina (IPCVA) dijo esperar que se esclarezca rápidamente el problema en Brasil.

"Lamentamos profundamente la situación desencadenada en la cadena de ganados y carnes de Brasil, en primer lugar porque, más allá de los posibles hechos de corrupción que pueda estar investigando la Justicia de ese país, estamos hablando de alimentos, de consumidores, de seres humanos", aseguró Ulises Forte, presidente del IPCVA.

Precisó que "además, lo que está ocurriendo afecta negativamente el negocio global y la imagen de la carne vacuna en el mundo".

"Es por ello que esperamos que la situación se esclarezca cuanto antes, principalmente por los consumidores y también por el virtuoso negocio internacional de las carnes, que nos tiene como uno de los principales protagonistas", señaló Forte.

Entre el domingo y el lunes, la Unión Europea, China, Corea del Sur y Chile se apresuraron a bloquear la importación de carnes brasileñas, que incluyen vacuna, aves, cerdo y embutidos; entre los tres primeros se llevan 27% de todas las exportaciones cárnicas.

"No hay dudas que vamos a captar mercados, aunque nunca la Argentina podría reemplazar el volumen que exporta Brasil, es una pena la corrupción en los controles sanitarios", sostuvo en diálogo con NA, el director Ejecutivo de la Confederación de Asociaciones Rurales de Buenos Aires y La Pampa (CARBAP), Alfredo Rodes.



Temas

En Vivo