-

-

-

-

-

-

-

-

-

Rodríguez Larreta: "Una cosa es una manifestación y otra cosa es el corte por el corte mismo"

21 de marzo de 2017

En un mensaje difundido por las redes sociales, el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, habló de la necesidad de "apostar al diálogo" y "no la permitir la violencia ni la agresión".

El jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, aceptó este martes que "es responsabilidad de la Ciudad" solucionar el problema de los piquetes y confirmó que las fuerzas de seguridad van a comenzar a actuar para impedirlos, aunque advirtió que tras "doce años de libertinaje total" no se puede "pretender ´cortes cero´ de un día para el otro".

"No podemos pretender, después de más de 12 años de libertinaje total, donde no solo se permitió esto sino que se promovió la agresión y la violencia como modo de hacer política por parte del kirchnerismo, pasar a un ´corte cero´ de un día para el otro", sostuvo el mandatario porteño.


Rodríguez Larreta sobre los piquetes en la Ciudad de Buenos Aires


Rodríguez Larreta afirmó además que "no hay ninguna discrepancia" con el presidente Mauricio Macri, con quien aseguró que comparte "la preocupación por los cortes y la inseguridad", luego de una semana cargada de protestas con bloqueos al tránsito en el centro porteño.

Desde enero, cuando se completó el traspaso de efectivos a la órbita de la ciudad, se sumaron unos 400 agentes especializados para evitar o disuadir cortes pequeños para garantizar la circulación.

Embed

Pero el debate se reavivó la semana pasada, con los repetidos cortes que paralizaron la Ciudad, y por los cuales la Nación responsabilizó a la administración de Rodríguez Larreta, a pesar de que la mayoría de los reclamos callejeros son contra el gobierno nacional.

En medio de la polémica, el jefe de Gobierno porteño negó rispideces: confirmó, en cambio, que está trabajando para reducir de forma gradual los piquetes, sobre todo los violentos, y advirtió que no se permitirá que "agredan a la Policía".


Embed

En las redes sociales, el mandatario diferenció las protestas masivas de los cortes de tránsito en movilizaciones más pequeñas de entre "30, 50 u 80 personas", los que en principio apuntarán a dispersar.

"Los piquetes son un problema que le complican la vida a la gente que va al centro. Pero los cortes no se pueden generalizar: están los masivos, que corresponden porque hay un derecho constitucional a manifestar. Y tenemos organizaciones sociales con las que tenemos que dialogar. Lo que no vamos a permitir es la violencia"
, insistió. En este camino, marcó la necesidad de "apostar primero al diálogo" y en "no permitir la violencia ni la agresión", en los "casos extremos que sólo quieren generar caos, con gente escondida atrás de un pañuelo o palos".

Temas

En Vivo