El trabajo en negro se mantuvo en torno al 33,6 por ciento a finales del 2016

23 de marzo de 2017

Aumentó 4,3 puntos porcentuales en el cuarto trimestre del 2016 en forma interanual, al pasar de 21,2% al 25,5%. Según el INDEC, el cuarto trimestre de 2016 el 33,6 por ciento de los empleados no estaba no estaba inscripto.

Un tercio de los trabajadores asalariados permanece en la informalidad con lo cual carece de prestaciones de la seguridad social y de aportes jubilatorios, según datos del Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC).

El organismo precisó que al cuarto trimestre de 2016 el 33,6 por ciento de los empleados no estaba inscripto, registrando una leve baja frente al 33,8 por ciento que se había revelado el trimestre anterior.
Este acotado descenso se produjo en un contexto en el que la desocupación se redujo a 7,6 por ciento en el período en estudio.

Embed
De esta forma se mantiene la tendencia de los últimos años, sin que se pueda perforar la tasa del 33 por ciento de trabajo informal que afecta al mercado laboral argentino.

La peor situación en materia laboral se detectó en el Noroeste del país, donde el 40,8 por ciento de los trabajadores no está inscripto.

Le sigue la región de Cuyo donde el 36,9 por ciento de la fuerza laboral lo hace "en negro". En la región pampeana la tasa de trabajo no registrado es de 34,3 por ciento, mientras que en el gran Buenos Aires se ubicó en 33,1 por ciento.

En la región Noreste el empleo informal impacta en el 32,4 por ciento de los trabajadores.
La mejor situación se observa en la región patagónica donde apenas el 16,9 por ciento de los trabajadores está fuera de los registros oficiales. En la división por aglomerados se observa un mayor deterioro en las ciudades más grandes.

El trabajo del INDEC indicó que en las urbes con más de 500 mil habitantes el trabajo "en negro" afecta al 34,5 por ciento de los empleados, porcentaje que se reduce al 29,6 por ciento en los de menos de 500 mil habitantes.