-

Detuvieron al dueño de una funeraria y a un sepulturero por el nene mutilado

30 de marzo de 2017

La Justicia ordenó la detención del dueño de la empresa funeraria y de uno de los sepultureros del cementerio de Comandante Nicanor Otamendi.

Tras descubrir que el féretro del nene que apareció mutilado estaba roto y vacío, la Justicia ordenó la detención del dueño de la empresa funeraria y de uno de los sepultureros del cementerio de Comandante Nicanor Otamendi.

Embed

Se trata del dueño de la empresa funeraria, identificado como Juan Carlos Della Santina y el encargado del cementerio de Otamendi, de apellido López. Ambos fueron trasladados a la Unidad Penal 44 y este jueves podría prestar declaración ante la fiscal Ana María Caro.

Luego de que se exhumara el féretro del nene que murió atragantado en El Boquerón -cuyos restos mutilados aparecieron a la vera de la ruta 11- y se confirmara que el cajón estaba vacío, personal policial realizó tres allanamientos en Batán, Otamendi y Mar del Plata.

El objetivo de los investigadores es determinar cómo ocurrió y quiénes son los responsables del robo de los restos.

Embed

Los allanamientos tuvieron lugar en la casa de sepelios, en la vivienda del sepulturero, ubicada en Otamendi, y en el domicilio del dueño de la cochería, en Mar del Plata.

La criatura de 1 año y medio había muerto el 10 de marzo pasado tras atragantarse con una "bombucha". Once días después, el martes 21, su cuerpo apareció mutilado a un costado de la ruta 11 entre las localidades de Miramar y Mar del Sud.

Temas

En Vivo