Caja automática o manual ¿Cuál elegís?

31 de marzo de 2017

Los hábitos de conducción en Argentina van cambiando y cada vez más compradores de vehículos optan modelos automáticos. Analizamos los pros y contras de ambos tipos de transmisión.

Más allá de la explicación técnica y de las ventajas y desventajas de cada tipo de transmisión, en Argentina es recurrente el debate entre los puristas de la caja manual, cuyo dicho de cabecera es "me gusta sentir el motor" y quienes prefieren que el auto haga los cambios a su elección.

En cierta forma esta discusión termina siendo subjetiva, por tratarse de gustos, pero a su vez obedece a una cuestión cultural, ya que la mayoría de los conductores adultos aprendieron a manejar con autos de tres pedales, es decir: con acelerador, freno y embrague y haciendo los cambios de manera manual.

Embed

Los autos con caja automática solo cuentan con dos pedales (freno y acelerador), prescindiendo del embrague (de los tres, el de la izquierda), lo que requiere de una técnica de manejo que se incorpora rápidamente. La sugerencia de AutoShow para quienes vayan a conducir por primera vez un auto automático, es no utilizar el pie izquierdo y hacerlo solo con el derecho, por ser el más entrenado, tanto para dosificar el acelerador como para presionar el freno.

Esta disyuntiva carece de fuerza en Estados Unidos, Europa y Japón, donde prevalecen ampliamente los modelos con transmisión automática. A la inversa de lo que sucede en Argentina, la rareza termina siendo la opción manual, principalmente asociada en esos mercados a vehículos de trabajo.

Dentro de los "automáticos" conviven distintas tecnologías, como la denominada CVT, (Continuous Variable Transmisión) o transmisión variable continua, que fue desarrollada en la década del '50 y perfeccionada en nuestros días. Ese tipo de cajas no posee cambios fijos y suele ofrecer más de 600 combinaciones posibles.

Si bien hay una diferencia en el valor de la unidad elegida, y en un mismo modelo con similar equipamiento, el que ofrece la caja automática resulta más caro que el de caja manual. Pero en el cálculo del comprador no siempre se tiene en cuenta un dato importante: la caja automática optimiza el consumo de combustible, ya que elige el tipo de cambio más conveniente, acorde al régimen de vueltas del motor. A eso hay que sumarle la practicidad y el confort de un modelo automático, sobre todo en un uso citadino.

Embed

Es cierto que el resquemor en nuestro país hacia los modelos automáticos proviene del tiempo en que la tecnología en las transmisiones era mucho más precaria que en la actualidad. De ahí el dicho "si se rompe no la repara nadie", que ha pasado de generación en generación, pero que no se ajusta a los tiempos modernos, donde en todo caso la mecánica en general de los autos es cada vez más tecnológica y por ende, más compleja.

Para entender la tendencia en alza de las cajas automáticas hay otro dato no menor: en la elección del tipo de vehículo para la familia suele pesar la opinión de la mujer, y entre ellas la caja automática resulta mucho más aceptada que entre los hombres por su simpleza.

Por su parte, especialistas de las terminales automotrices señalan que en los próximos años se acentuará la elección de modelos con caja automática por sobre la caja manual.

En el relevamiento de preferencias aflora un factor que tiene que ver, principalmente, con una cuestión cultural. En el planteo habitual de los conductores que se inclinan por la caja manual, es la posibilidad que ofrece de elegir la marcha en que transitar o de elegir en qué momento rebajar. Ese argumento es refutado por la alternativa de elegir los cambios y sin sacar las manos del volante, mediante el dispositivo llamado Paddle Gift, el cual consiste en dos levas colocadas en la parte posterior del volante, permitiendo al conductor seleccionar la marcha a gusto.

Pero actualmente los autos más importantes del mundo en cuanto a desarrollo y potencia vienen equipados con caja automática y selector de cambios en el volante. Esto mismo sucede desde hace más de dos décadas en las principales categorías del automovilismo mundial como la Formula 1.

Temas