El detenido por la muerte DT de Munro admitió que le pegó una trompada

01 de abril de 2017

Sergio Adrián Baldauf, acusado por el crimen del entrenador de Munro declaró ante la Justicia de Vicente López y dijo que le dio "un golpe de puño en la cara" al técnico, que después cayó al piso. El hecho se desató en medio de una batalla campal en un partido de futsal.

Sergio Adrián Baldauf, detenido por el delito de homicidio simple agravado contra Fernando "Cucusa" Pereyras, director técnico de futsal del Club Unión de Munro, declaró ante la Justicia de Vicente López y admitió haberle dado "un golpe de puño en la cara al técnico, que cayó al piso", informaron hoy fuentes judiciales.

"Se armó una batalla campal y cuando veo que viene el técnico de juvenil (Fernando Pereyras) y le da un golpe en el rostro a mi sobrino, yo le atino un golpe de puño en la cara, cae al piso y recibe una patada en la cabeza de uno de los chicos- no se de quién- y rebotó en el piso", declaró anoche Baldauf ante la Unidad Funcional de Investigaciones (UFI) de Vicente López Oeste.

En su declaración, el acusado aclaró que tras la caída del técnico y cuando lo vieron inconsciente en el piso, Baldauf admitió que "se apaciguó la situación" y que todos empezaron "a buscar un culpable".

"Decían que había sido alguien de remera negra y una persona empezó a gritarme: 'Fuiste vos, fuiste vos'", aseguró el acusado.

Embed
Seguidamente, relata que la policía lo fue a buscar y que él se refugió en el bufet del Club hasta que la ambulancia trasladó a la víctima, porque, asegura que los efectivos le advirtieron que la gente quería golpearlo.

La justicia también quiso confirmar si el detenido practicaba artes marciales o boxeo y el acusado lo negó.

Las declaraciones testimoniales de Baldauf especifican que el domingo pasado fue a ver un partido de fútbol al Club Unión de Munro, donde su hijo y su sobrino jugaban un amistoso.

Al ver que los jugadores de los equipos Unión e Industrial comienzan a tener roces y a propinarse trompadas, Baldauf admitió haberse metido en la cancha junto con otros adultos y cuando entraron jugadores del equipo contrario, confesó que "se armó una batalla campal".

En este caso, la nueva acusación del fiscal es por homicidio simple agravado por haber sido cometido en ocasión de un espectáculo deportivo, tal como se incluyó en el año 1985 por ley 23.184, denominada ley De la Rúa, que luego fue modificada en 1991 y 2002.

Temas