Misterio en Córdoba: una mujer desapareció y su hijo está detenido por raptarla

06 de abril de 2017

María Eugenia Cadamuro desapareció el 15 de marzo en Jesús María. Su hijo fue imputado con la figura por privación ilegítima de la libertad. La mujer aún no fue encontrada.

La policía de la provincia de Córdoba busca intensamente a una mujer de 46 años que desapareció el pasado miércoles 15 de mazo. Se trata de María Eugenia Cadamuro, quien dejó domicilio sobre el boulevard Agüero, en la ciudad cordobesa de Jesús María, para visitar amigos. Nadie la volvió a ver desde ese entonces.

María Eugenia

Su desaparición es un enigma, en su entorno directo nadie habla de una posible venganza, un enemigo, o siquiera un motivo para que Cadamuro desaparezca sin dejar alguna señal. Tampoco nadie vio cómo raptaban a la mujer de 46 años, inscripta en el rubro inmobiliario ante la AFIP y co-dueña de una parrilla en Las Cañitas, si es que la raptaron, hasta hoy no se sabe de testigos ni cámaras de vigilancia que den una clave.

En medio del hermetismo que rodea a la investigación, desde la Fiscalía dijeron que no descartan ninguna de las hipótesis habituales para estos casos, sea que Eugenia se haya marchado voluntariamente, que la hayan secuestrado, o que le haya pasado algo grave.

Maria Eugenia Cadamuro

Pero llama la atención que las medidas de las últimas horas apuntan a indagar sobre el entorno familiar de la mujer. La supuesta mala relación de María Eugenia con su hijo fue una de las principales teorías alrededor del caso. Pero lo cierto es que, a Jeremías, su familia lo defiende.

El fiscal de instrucción de Córdoba, Raúl Almeyda, ordenó la detención del hijo menor de la mujer, Pedro Jeremías Sanz, de 21 años. La Policía lo arrestó hace una semana en la entrada de una casa que alquila cerca de un camino rural. La imputación en su contra: privación ilegítima de la libertad.

Jeremías está preso en un pabellón común en el penal cordobés de Bouwer. Su abogado defensor, el doctor Ignacio Carranza, lo visitó ayer por la mañana. "Hemos solicitado la excarcelación, entendiendo que las hipótesis investigativas no están agotadas. El fiscal tiene que seguir investigando todas las hipótesis. Jeremías puede seguir imputado, pero en libertad", asegura el abogado.

Hijo de Maria eugenia

Los allegados de Cadamuro insisten en remarcar que no hay elementos para suponer que hubiera estado deprimida, ni mucho menos con intenciones de quitarse la vida.

Sin embargo, tras la detención de su hijo, se conoció una publicación que compartió María Eugenia en Facebook, días antes de su desaparición. "Cada vez son más los casos de madres maltratadas por sus hijos. Creemos conciencia", publicó la mujer el pasado 6 de marzo."Cada vez son más los casos de madres maltratadas por sus hijos. Creemos conciencia", se lee aún en el Facebook de "Maru". El mensaje fue compartido el 6 de marzo, nueve días antes de la desaparición.

Facebook Cadamuro.jpg

En un audio de una entrevista radial previo a la detención, Jeremías Sanz, el único detenido, afirmó que no veía bien a su madre. "A mi vieja la veía inestable", le había dicho a Cadena 3 Jesús María.

Mientras tanto, el abuelo de Jeremías, Jorge Sanz, se acercó a Tribunales y defendió al nieto. "La relación madre hijo era normal", aseguró, y destacó que le parece raro que el esposo de Maru, radicado en Miami, no haya viajado.

Asimismo, su hermana Guadalupe Sanz aseguró a los medios que "las pistas no son suficientes para tener a Jeremías preso".

Un enigma criminal en Jesús María

María Eugenia había llegado a la Argentina procedente de Miami en diciembre pasado porque su madre estaba muy enferma y murió. En marzo, desapareció.

Pese al hermetismo de la causa, se supo que se analiza una eventual disputa familiar por la división de una herencia familiar. Por otro lado, habría existido una mala relación entre "Maru" y una hermana.

La Justicia ya realizó distintos allanamientos e inspecciones en distintos puntos de la zona.

Temas