Así funciona el control de estabilidad del auto

22 de abril de 2017

El control de estabilidad (ESP) es un sistema de seguridad activa que permite que el auto controle maniobras de emergencia. Funciona en conjunto con el sistema ABS y otros sensores para evitar sobrevirajes y subvirajes que suelen ser causales de accidentes.

El sistema se encarga de frenar o cortar potencia a cada una de las ruedas para mantener el curso. Corrige errores humanos, y es muy útil en superficies de baja adherencia.

El elemento de seguridad fue desarrollado en 1995 e introducido al mercado en el Mercedes-Benz Clase S, bajo la denominación comercial Elektronisches Stabilitätsprogramm (en alemán "Programa Electrónico de Estabilidad", abreviado ESP).

El sistema consta de una unidad de control electrónico, un grupo hidráulico y un conjunto de sensores.

Así funciona:

  • Sensor de ángulo de dirección: está ubicado en la dirección y proporciona información constante sobre el movimiento del volante.

  • Sensor de velocidad de giro de rueda: informan sobre el comportamiento de las mismas.

  • Sensor de ángulo de giro y aceleración transversal: proporciona información sobre desplazamientos del vehículo alrededor de su eje vertical y desplazamientos y fuerzas laterales, es decir, cual es el comportamiento real del vehículo y si está comenzando a derrapar.

Temas