Vendía pasajes que luego eran cancelados por las aerolíneas

25 de abril de 2017

Una mujer irá a juicio porque vendía pasajes aéreos a precios económicos que eran luego cancelados por las aerolíneas. Actuaba con un psicólogo como cómplice.

El fiscal Ignacio Mahiques solicitó la elevación a juicio de la investigación seguida contra Sandra Yamile Grijalbo Salgado y Roberto Antonio Bennet, por estafar a distintas personas, a quienes les vendían pasajes aéreos –a precios muy económicos- pero que en realidad no podían usarse, dado que las aerolíneas cancelaban las reservas por falta de pago.

En su requerimiento, el representante del Ministerio Público Fiscal le imputó a Grijalbo Salgado la autoría de nueve hechos de estafa, uno de ellos en grado de tentativa. Asimismo, en dos de los casos, la Fiscalía consideró que Bennet había intervenido como partícipe necesario.

Embed
El fiscal acusó a la mujer por estafa en grado de tentativa, en relación al hecho ocurrido el 18 de febrero de 2016, cuando Grijalbo Salgado fue a una oficina de "LanTours" y reservó tres pares de pasajes, con destinos a Asunción, Cuzco y Cali, a nombre de seis personas, los cuales debía abonar en la sucursal mediante un comprobante de pago que le habían expedido allí mismo. Sin embargo, la mujer salió de la sucursal y nunca volvió.

Al día siguiente, dos de los pasajeros llegaron al Aeropuerto Internacional de Ezeiza, con la intención de abordar su vuelo, pero no pudieron hacerlo ya que las reservas habían sido canceladas por falta de pago.

Los damnificados presentaron un comprobante de pago expedido por el Banco Santander, el cual
resultaría apócrifo, y que les fuera remitido por la imputada, vía correo electrónico.

También la mujer está acusada por estafar, en ocho ocasiones, a once personas, a las que les ofreció boletos de avión a precios económicos.
Los damnificados contrataron con ella los vuelos y, en algunos casos, la hotelería, y le abonaron por los servicios, para luego caer en la cuenta que los pasajes u hoteles no se podían utilizar, dado que las reservas habían caído por falta de pago.

Según informó el sitio fiscales.gob.ar, muchas de las victimas contactaban a la mujer por recomendación de algún amigo o conocido. Tentados con la posibilidad de viajar a Barcelona, Aruba, Roma, Madrid o Cancún a precios muy convenientes, los damnificados realizaban las operaciones, bajo la creencia de que se trataba de pasajes que Grijalbo Salgado conseguía por cambio de millas en los programas de viajero frecuente de las aerolíneas, o por su supuesto trabajo en Unicef. De este modo, la imputada estafó a once personas por la suma de $539.282,30.

Por otra parte, el fiscal Mahiques consideró que en dos de los hechos la mujer contó con la colaboración de Roberto Antonio Bennet, quien sería su pareja. El hombre, de profesión psicólogo, habría recomendado a Grijalbo Salgado a pacientes para que contraten con ella sus viajes.



Temas