El papá de Araceli mantiene "la esperanza" de que el cuerpo no sea el de su hija

28 de abril de 2017

En medio de un inmenso dolor, Ricardo Fulles se reunió con la fiscal Graciela López Pereyra y confirmó que aún no reconoció el cuerpo que encontraron enterrado en una casa de San Martín. "La fiscal no sabe dónde está parada, nunca hizo nada", cuestionó.

Ricardo Fulles, el padre de Araceli, aseguró que aún "no confirmaron" que el cuerpo hallado este jueves en una vivienda de José León Suárez sea el de su hija. "Me voy con la esperanza de que no sea mi hija", manifestó.

Al salir de los tribunales de San Martín, el hombre criticó a la fiscal de la causa Graciela López Pereyra al afirmar que "nunca hizo nada" y que "no sabe dónde está parada".

"No está firme que sea Araceli porque supuestamente el cuerpo estaba tapado con cemento seco y eso destruye la piel", explicó en la puerta de los tribunales de San Martín.

Embed
Lo cierto es que fuentes de la investigación aseguraron que el cuerpo presenta tatuajes similares a los que tenía Araceli Fulles. Se aguardaba para las próximas horas el resultado de la autopsia para confirmar si se trata de ella y determinar las causas de la muerte.

Además, los investigadores aseguraron que el cadáver estaba completamente desnudo y que la data de muerte aproximada es de entre 28 y 30 días, un lapso compatible con la fecha de desaparición.

El cadáver fue hallado ayer en una vivienda de la calle Alfonsina Storni 4477, casi esquina 9 de Julio, de la localidad de Loma Hermosa, del partido de San Martín. Según las fuentes, estaba a unos 35 centímetros de profundidad, bajo una losa de cemento y tapado con material de construcción.

Esta mañana, expertos de la Policía Científica trabajaban nuevamente en la casa en busca de nuevos elementos de prueba, entre ellos la ropa de la joven.

Temas