-

-

De China a Rusia: así es la ruta del Tren Transmongoliano

14 de mayo de 2017

La antigua ruta del té y los caballos se convirtió a mediados del siglo XX en una vía de más de 7 mil kilómetros que une a los tres países asiáticos continentales más extensos.

Las rutas de comercio de té y caballos entre Rusia, Mongolia y China son milenarias, pero no fue sino hasta después de la Segunda Guerra Mundial cuando se convirtieron en vías para el ferrocarril, y en un itinerario atractivo para los amantes del Turismo de exploración.

Así nació el tren Transmongoliano, un servicio que parte de Pekín y une el distrito de Jining, en el norte de la China, con la capital de Mongolia, Ulán Bator, hasta llegar a la localidad rusa de Ulán Ude, en el sur de Siberia, donde se une al tren Transiberiano.

Embed
La última parada es Moscú, a más de 7 mil kilómetros de Pekín, y los pasajeros llegan a destino tras haber visto la Gran Muralla china, cruzado el desierto de Gobi y admirado el Lago Baikal.

Un fotógrafo llamado Fabien Astre decidió retratar el periplo en junio de 2012. El viaje completo tardó una semana -cuando originalmente las caravanas lo hacían en seis meses-, y la mayoría de los pasajeros lo hace por tramos, informó el sitio Daily Mail.
La particularidad de esta línea es que durante su tramo por Mongolia y Rusia funciona con vías de 1520 mm pero antes de entrar o salir del territorio chino hay que cambiar los ejes de los vagones de manera manual porque en ese país las vías son de 1435 mm.
Embed







Temas