-

La "bruja" de Menem fue robada y usurpada

18 de mayo de 2017

Azucena Agüero Blanch fue víctima del robo y la usurpación de su taller de artes plásticas, ubicado en la localidad mendocina de Luján de Cuyo. La vidente del ex presidente riojano no descarta que detrás de este hecho haya "una mano negra".

Azucena Agüero Blanch saltó a la fama por ser la vidente del ex presidente Carlos Menem. Vive en la ciudad de Luján de Cuyo, Mendoza, y fue víctima del robo de su taller de artes plásticas.

La mujer declaró que "su taller de Perdriel, Luján de Cuyo, primero fue destruido y robado; y después usurpado por desconocidos" el pasado 11 de mayo.

Embed
La mujer -casada y viuda dos veces- contó que un hermano de su segundo marido pretende cobrar "una herencia con un testamento trucho", por lo que no descarta que "detrás de todo esto haya una mano negra que intenta apoderarse de mi patrimonio y empezó por el taller".

"Entre el material destruido había un trabajo preparado para una exposición en una de las salas de arte más importante de Los Ángeles, Estados Unidos, que se abría antes de fin año. Ahora, ese material de más de un millón de pesos me resulta imposible de recuperar", se lamentó.

Azucena conoció a Carlos Menem cuando era gobernador de La Rioja y relación entre ellos se extendió en el tiempo en que el riojano ocupara la Casa Rosada.

En declaraciones al diario Los Andes, contó que "hace más de 30 años" que es amiga del ex mandatario y dijo que lo sigue viendo en Buenos Aires "una o dos veces por mes".

Temas