-

Manifestaciones en Brasil para pedir la renuncia de Temer

21 de mayo de 2017

La izquierda brasileña convocó a una manifestación este domingo para pedir la renuncia del presidente Michel Temer y que se convoque a elecciones.

Las protestas serán un buen termómetro para medir el descontento de los brasileños ante la grave crisis política y, de ser muy numerosas, pueden convertirse en otro factor de presión contra el presidente conservador, que se negó a renunciar pese a pedidos para que lo haga incluso desde su base aliada.

"El gobierno de Temer acabó. Ahora Brasil sólo tiene un camino: retomar la democracia con el voto del pueblo. ¡Vamos todos a las calles para Directas ya!", animó en redes sociales Rui Falcao, el presidente del Partido de los Trabajadores (PT, izquierda).

Embed
La formación del expresidente Lula da Silva (2003-2010) es una de las convocantes de las protestas junto a sindicatos como la Central Única de Trabajadores (CUT), que esperan tener sus mayores concentraciones en Brasilia y Sao Paulo.

Sin embargo, las manifestaciones anunciadas por las organizaciones de centro-derecha que hace un año movilizaron a millones en las calles para exigir el impeachment a Dilma Rousseff fueron finalmente pospuestas aduciendo motivos de seguridad.

Reunión vital del PSDB

Para evitar que prosperen los pedidos de impeachment en su contra, Temer necesita contener la erosión de su mayoría en el Congreso, que hasta ahora le permitió contrarrestar su impopularidad récord y votar polémicas medidas de austeridad.

El sábado, hubo la primera baja, la del pequeño PSB.

Pero todas las miradas están puestas en los socialdemócratas PSDB, el principal aliado del gobierno.

El partido, que no gobierna Brasil desde Fernando Henrique Cardoso (1995-2002), se recupera aún de la caída estrepitosa de su presidente, Aécio Neves, que fue suspendido como senador esta semana al verse implicado también en las grabaciones de Batista.

La mesa directiva del PSDB tiene previsto reunirse a las 20 en Brasilia para definir su posición.


Un ala es partidaria de salir para proteger sus chances de cara a las elecciones de octubre de 2018 y otra apuesta a la estabilidad del país, que empieza a recuperarse de la peor recesión de su historia, esperando que se aclare la situación de Temer.

En ese segundo grupo está el alcalde de Sao Paulo Joao Doria, para muchos un fuerte candidato presidencial.

Si el PSDB decidiera retirarle el apoyo, Temer estaría prácticamente sentenciado.


Temas

En Vivo