Bajó más de 7 kilos y desarrolló musculatura en 3 meses

22 de mayo de 2017

Ben Jackson tenía malos hábitos alimenticios y un pésimo estado físico, pero se impuso una rutina diaria muy estricta y sufrió una metamorfosis.

El trabajo, la rutina familiar y los malos hábitos alimenticios habían hecho que el trabajador británico Ben Jackson fuera perdiendo estado físico y se pusiera gordo. Pero a los 46 años, este amante de las tartas y las cervezas, padre de tres chicos decidió revertir la situación con resultados más que alentadores.

"Mi objetivo era bajar de peso, pero también quería volver a un buen nivel fitness", explicó Jackson, quien trabajó duro durante 12 semanas en los que perdió siete kilos y medio.

Embed

"Muchos hombres de más de 45 podrían pensar que ya es demasiado tarde para un 'viaje fitness' debido a que su cuerpo está fuera de forma o que no tienen la misma resistencia que antes", reconoció, pero tras su transformación aseguró que: "Todo el mundo puede".

Decidido a hacer un cambio radical en su vida, el hombre dejó de consumir chocolate y bebidas energéticas para una rutina de seis comidas más pequeñas que consistían en huevos cocidos o escalfados, pechuga de pollo a la parrilla o al horno, salmón o pescado blanco a la plancha, siempre con verduras.

Además ingirió una fruta o batido de proteína entre cada comida. Así, pasó de 86,5 kilos a 79 tres meses después.

Claro que para tener un cuerpo marcado también se sometió a una estricta rutina de cinco visitas al gimnasio por semana. Durante el proceso le midieron la tasa metabólica basal y el gasto energético de cada día. También calcularon sus requerimientos de proteína, carbohidratos y grasa. "Espero que mis resultados inspiren a otros hombres y que todavía puedan reinventarse física y mentalmente, independientemente de su edad", cerró.

Temas