Búsqueda de Daiana Garnica: hay dos pistas y la peor sospecha

22 de mayo de 2017

Los mismos perros que dieron con el cuerpo de Araceli Fulles el mes pasado participan de la búsqueda de la adolescente tucumana. Los operativos partieron de la casa de la joven de 17 años que está desaparecida desde el pasado 6 de mayo.

Durante el fin de semana, los investigadores que intentan hallar a Daiana Garnica emplearon perros altamente entrenados para cubrir los operativos. Uno de los sabuesos dio con una cadenita con la letra "D" y un pañuelo que parece estar manchado con sangre.

Se trata de "Drake", un bloodhound de los Bomberos Voluntarios de Punta Alta K9, que además marcó los ladrillos que habían quitado del tabique en el que trabaja el principal acusado, para que los investiguen. El animal estuvo bien secundado por su compañero de división, "Halcón", el perro que encontró el cuerpo sin vida de Araceli Fulles en Buenos Aires.

Embed
Los operativos partieron de la casa de la adolescente de 17 años desaparecida desde el pasado 6 de mayo. Tras olfatear algunas de las prendas de la Daina, "Duke" comenzó a correr por la avenida Eva Perón hacia el norte y luego, dobló en la autopista Presidente Perón. Cuando llegó al Barrio San Alberto, se internó en una finca y halló un colgante que tenía un dije con una "D". Poco después halló una prenda de tela, similar a un pañuelo que tenía manchas pardo rojizas, similares a las que deja la sangre al manchar la ropa, según publicó La Gaceta.

Los investigadores pidieron cautela, ya que no se sabe aún si estos elementos, a pesar de las coincidencias, pertenecen a la adolescente de 17 años.

Daiana Garnica
Daiana Garnica
Daiana Garnica
Duke también visitó la ladrillera donde trabaja Darío Suárez, el principal acusado. Una vez allí, le marcó a los investigadores los ladrillos que habían quitado del horno para estudiar las cenizas.

Durante la búsqueda, Duke, se lastimó una de sus patas y no se sabe si podrá continuar participando de los operativos.

En cuanto a "Halcón", según relataron algunos de los presentes, se cruzó hasta la casa de Suárez y olfateó cada rincón. Esto motivó que el fiscal Claudio Bonari ordenara un nuevo allanamiento en esa vivienda, que se estaba realizando al cierre de esta edición. Según adelantaron algunos de los presentes, se estaba secuestrando numerosos elementos para ser estudiados.






Temas