Sangre, mutilaciones y gritos: los desgarradores relatos de los testigos

23 de mayo de 2017

Algunos de los asistentes al concierto de Ariana Grande relataron lo que vivieron en el momento de la explosión ocurrida en el concierto de la cantarte estadounidense. "Había cuerpos por todas partes, no sé cómo sobrevivimos", dijeron.

Inglaterra se encuentra en estado de alerta máxima y la Policía investiga si fue o no un ataque terrorista lo que ocurrió en el concierto de la cantante estadounidense Ariana Grande, en el Manchester Arena
La radio de la BBC en Manchester entrevistó a varios de los testigos del atentado ocurrido la noche del lunes, en el que murieron 19 personas murieron y al menos 50 resultaron heridas.

Atantado
Atentado en Manchester
Atentado en Manchester

Un agujero en mi pie

Gary Walker y su esposa estaban a pocos metros de la explosión, esperando a que sus hijas salieran.

"Escuchamos la última canción y luego de repente hubo un destello masivo y luego una explosión y humo. Sentí un dolor en mi pie y mi pierna", le dijo a BBC Radio Manchester.

"Me volví hacia mi esposa que estaba de pie a mi lado y me dijo: 'Necesito sentarme'". Ella sufrió una herida en el estómago y tiene una pierna quebrada.

Desesperado Walker aseguró: "Tengo un agujero en el pie donde tengo un poco de metralla. Además relató que vio pedazos de metal que podrían haber salido del artefacto que explotó y que la gente estaba usando las mesas como camillas.

Un callejón sin salida

El estudiante universitario Sebastián Díaz, de 19 años, de Newcastle, en el norte de Inglaterra, se hizo eco de las descripciones de pánico de otros testigos que asistieron al concierto.

"Ariana Grande acababa de terminar su última canción y hubo una gran explosión. Vi a la gente correr y fue instintivo correr", dijo.

"Terminamos en un pasillo, en un callejón sin salida. Fue aterrador.

"De repente encontré las puertas principales y la gente lloraba por todas partes", aseguró.

Atentado
Atentado en Manchester
Atentado en Manchester

Estampida

Rachel de Barnsley le dijo a BBC Radio Manchester que estaba en la sección 213 del Manchester Arena cuando sucedió la explosión.

Estaba con su hija de 14 años. Para evitar los retrasos habituales al final de un show decidieron salir antes del final.

"Cuando estábamos saliendo escuchamos un sonido terrible".

"Al girar la esquina vimos una horrible estampida de gente bajando los escalones, cayendo en el suelo.

"Agarré a mi hija y salimos corriendo. Había gente aplastada en el suelo", explicó.

Muchos de los asistentes al concierto eran niños y adolescentes.

La causa de la explosión todavía es desconocida, pero la Unidad de Lucha Contra el Terrorismo del noroeste de Reino Unido está investigando el hecho, dijeron fuentes involucradas en el caso a la BBC.

Los administradores del Manchester Arena informaron en su cuenta de Twitter que el incidente sucedió en el exterior de la sala principal mientras la gente se retiraba del concierto.

"Nuestros pensamientos y oraciones están con las víctimas", señaló el breve pronunciamiento.

El Manchester Arena es un centro deportivo cubierto con capacidad para 23.000 personas en el que se realizaron grandes presentaciones como conciertos de U2 y Madonna.

También se celebran eventos de boxeo, artes marciales y básquetbol.

Temas