-

-

Unos 6 mil militares realizaron un desfile en la Ciudad por el 25 de Mayo

27 de mayo de 2017

El desfile militar se llevó a cabo en el barrio porteño de Palermo, en el marco de la celebración por el 207° aniversario de la Revolución de Mayo. Cerca de mil músicos argentinos y extranjeros, además de veteranos de Malvinas, recorrieron a pie la avenida Del Libertador.

El paso de las aeronaves acompañó al desfile de las bandas musicales, que comenzó a las 11 en la avenida Del Libertador y Salguero y se extenderá hasta el Campo Argentino de Polo, en el cruce de esa avenida y Dorrego, donde a las 14.30 comenzó otro espectáculo al que el público pudo acceder de manera libre y gratuita, aunque con capacidad limitada.

Del desfile aéreo participaron aviones C-130 Hércules, un transporte táctico propulsado por cuatro motores turbohélice y que puede ser empleado para el lanzamiento de paracaidistas o entrega de cargas pesadas mediante LAPES (Sistema de extracción de carga en paracaídas a baja altura) y para transporte de cargas, vehículos de combate, evacuación médica y ayuda.

Desfile 009.jpg
El desfile militar por el 25 de Mayo
El desfile militar por el 25 de Mayo
También lo hicieron los IA-58 Pucará, que en quechua significa "fortaleza". Se trata de un avión militar bimotor turbohélice diseñado y construido en la Fábrica Militar de Aviones en Córdoba para operar en pequeñas pistas, incluso de tierra, en posiciones de combate adelantadas. Su misión primordial es la de apoyo a fuerzas terrestres, anti-helicópteros y especialmente misiones contrainteligencia. Tuvo participación activa en la Guerra de Malvinas.

El espectáculo aéreo se realizó en simultáneo con el paso de las bandas de música de las Fuerzas Armadas argentinas y de Bolivia, Chile, España, Estados Unidos, Francia, Italia, Marruecos, Paraguay, Perú y Uruguay, entre otras, que arribaron a esta capital con el propósito de sumarse a la celebración patria.

Desfile 013.jpg
El desfile militar por el 25 de Mayo
El desfile militar por el 25 de Mayo
La fiesta en el Campo de Polo

Miles de personas se acercaron hoy al Campo Argentino de Polo para asistir al carrousel de bandas militares que cerró el desfile por la celebración de los 207 años de la Revolución de Mayo.

La música comenzó pocos minutos antes de las 15 con el himno a la bandera que fue presidido por insistentes aplausos, "¡hace cinco horas que estoy acá!", dijo un joven sentado en una de las gradas del Campo Argentino de Polo, que a esa hora ya estaban colmadas.

Se nubló y el frío se hacía sentir, pero el entusiasmo no disminuía. Los que no vinieron preparados con algo para comer, podían comprar hamburguesas o conformarse con el maní, el pochoclo y las garrapiñadas que ofrecían los vendedores ambulantes por 30 pesos.

Unos minutos más tarde, la agrupación de bandas militares, que reúne a miembros de todas las Fuerzas Armadas argentinas, ejecutó el Himno Nacional, entonado por la cantante y actriz Cecilia Milone, que, delante de todos los uniformados, era la más cercana al público que la acompañó de pie y casi en silencio.

Luego, el Regimiento de Patricios hizo su demostración, seguido por la Banda de Conciertos del Ejército de Chile, que comenzó con las esperadas fanfarrias militares para después sorprender con interpretaciones de los Fabulosos Cadillacs, los Auténticos Decadentes y Soda Stereo, para saludar con un "gracias totales", recordando la famosa frase de Gustavo Cerati.

"Mirá como bailan, re piolas", dijo un adolescente del público, y su padre respondió: "estos no son de acá". Un hombre mayor acotó: "si tocan 'Cuando pase el temblor, me pongo a llorar".

"Participar es una manera de mostrar el cariño a la patria, y trasmitirlo. La patria se enseña y se educa, hoy acá hay mucho mate y familia, eso refleja qué tipo de acontecimiento es, va más allá de los partidismos", dijo Diego, que vino a ver el carrusel de bandas junto con su esposa y tres hijos, de tres y dos años, y un bebé de seis meses.

El siguiente turno fue para la Banda Militar de Música de Estados Unidos, que con sus trajes de marineros y marineras pasaron por el jazz para luego tocar una balada liderada por un vocalista que deslumbró cantando en inglés y castellano: "¡mirá qué divino, tenía que ser negro para moverse así!", decían las señoras mientras aplaudían e intentaban bailar al ritmo del famoso funky "I feel good".

La Banda de Gendarmería Nacional se limitó a un repertorio más tradicional acompañado de coreografías con las que las y los músicos recorrían todo el campo.

Bolivia, Chile, España, Estados Unidos, Francia, Italia, Marruecos, Paraguay, Perú y Uruguay, fueron algunos de los países que enviaron sus bandas.

Fue también una ocasión para la solidaridad, ya que las Fuerzas Armadas, junto con la Fundación Cáritas, realizan una colecta de alimentos no perecederos para entregar en las zonas afectadas por la inundación.

Temas

En Vivo