¿Qué es Spinner, el trompo que está de moda en todo el mundo?

30 de mayo de 2017

El Fidget Spinner, Hand Spinner o Spinner es un nuevo juguete que se viralizó de tal manera que llegó a prácticamente a cada rincón del mundo como sucedió, en otras épocas, con el yo-yo.

Se trata de un trompo de plástico que tiene el aspecto de un trébol que puede girar durante varios minutos a gran velocidad. El resultado puede ser relajante, satisfactorio y hasta hipnótico.

La creadora del Spinner es Catherine Hettinger que ideó este trompo a principio de los 90s para su hija, quien sufría de una enfermedad llamada miastenia gravis. Esta enfermedad se caracteriza por una debilidad muscular y no le permitía a su hija agarrar la mayoría de los juguetes.

Fue mejorándolo hasta que terminó fabricando el juguete que conocemos actualmente. Sea como sea, en 2005 la patente expiró y no la renovó, así que este éxito repentino del Spinner no le generó dinero alguno.

Spinner.mp4
Si bien el Spinner puede haberse puesto de moda actualmente y hasta prohibido en algunas aulas, es utilizado por profesores, consejeros y terapeutas hace tiempo para ayudar a algunos chicos que tienen trastornos de atención con hiperactividad.

"Para algunas personas con trastornos, hay una necesidad de estimulación constante. Lo que un movimiento permite es que algunas personas concentren su atención en lo que quieren centrarse, porque hay una especie de movimiento de fondo que está ocupando esa necesidad", explica Elaine Taylor-Klaus, la cofundadora de ImpactADHD, un servicio para chicos con trastornos de atención, según informa AS.

Sea como sea, otros especialistas, como Mark Rapport, quien llevó adelante un estudio, asegura que no se conoce el beneficio del Spinner en chicos con estos trastornos: "Usar un gadget tipo spinner es más probable que sirva como una distracción que como un beneficio para las personas con trastornos".

En Estados Unidos se puede conseguir por unos US$7, mientras que en el país se puede conseguir por el doble (o incluso un poco más). Según el New York Post se vendieron ya unos 20 millones de unidades en solo días. Un verdadero juguete viral.

Temas