-

El terrible pacto de silencio entre los detenidos por la desaparición de Daiana

30 de mayo de 2017

Una nota fue encontrada junto a ropa manchada con lo que pareciera ser sangre y complicaría a Darío Suárez, el principal sospechoso por la desaparición de la adolescente que buscan desde el 6 de mayo.

"Lava todo y no digas nada". Ese sería el mensaje que la Policía encontró en la casa de la ex cuñada de Darío Suárez, el principal acusado de la desaparición y el posible crimen de Daiana Garnica.

El hallazgo confirma la sospecha de los investigadores de que los 13 detenidos tienen un pacto de silencio.

La adolescente desapareció el 6 de mayo después de haberse reunido con el principal sospechoso. El fiscal cree que Suárez, con la colaboración de Fabián "Sapo" Pacheco (compañero de trabajo) y de Juan Mátar (dueño de una ladrillera de Alderetes), habrían asesinado a la joven y que las personas que están detenidas saben lo que habría ocurrido.

Embed

El trabajo de los perros de los bomberos voluntarios de Punta Alta ayudó a fortalecer la teoría de que Suárez asesinó a la adolescente de 17 años, quemó su cuerpo en un horno de la ladrillera donde trabajaba, que volvió a ser prendido justo el día de su desaparición, después de siete meses, y que todo lo hizo protegido por una red de encubrimiento del resto de los detenidos, varios de ellos parientes suyos.

Al fiscal le faltaba sumar otros indicios para tratar de comprobar la red de encubrimiento que él sospechaba que podría existir en este caso. Y los canes también lo ayudaron a esclarecer este punto. Por ejemplo, un testigo declaró en Tribunales que había visto a Suárez con su hermano César dirigiéndose al río trasladando al menos dos bolsas que parecían ser de basura. Ambos negaron esa posibilidad y desmintieron la versión que había dado esa persona.

Esta última nota se suma a la serie de mensajes con los que ya cuenta la investigación. Por un lado, los que sugieren que el acusado mantenía o habría pretendido tener una relación con Daiana y otros, vinculados directamente con ocultar el crimen.

Se sospecha que el autor podría ser Suárez y que habría elegido ese sistema de comunicación para evitar ser descubierto. "Él no está incomunicado y pudo haber aprovechado las visitas para dar órdenes o pedir favores", explicó una alta fuente que confirmó que todas esas notas serán sometidas a una serie de pericias para determinar quién las escribió.

Embed

"La verdad es que no nos interesa que haya un pacto de silencio, lo importante es que se suman indicios que complican la situación procesal de Suárez y de su entorno. Por más que no hablen, se van sumando pruebas en contra de ellos", aseguró Pérez.

Julieta Jorrat, la abogada defensora de todos los Suárez, desde hace varios días viene cuestionando la estrategia del fiscal.

"Considero que él está presionando al entorno de Suárez porque cree que así conseguirá que alguien se quiebre. Ellos ya hablaron y no sólo dijeron que no tenían nada que ver, sino que presentaron pruebas para comprobar sus dichos y aún no fueron escuchadas por el fiscal", señaló.

Temas

En Vivo