Creyó comprar una silla, pero se llevó una "gran" sorpresa

31 de mayo de 2017

Blaque tiene 25 años, vive en Virginia, Estados Unidos, y es diseñadora de pelucas. Si bien todo empezó como un hobby, se terminó convirtiendo en un trabajo y decidió dedicar un espacio de su departamento al negocio. Por ese motivo se metió a Amazon y comenzó a comprar diferentes productos.

Entre ellos estaba una silla de metacrilato transparente que le pareció muy barata y decidió pedir. El problema es que no leyó la descripción del producto y, cuando le llegó, se llevó una sorpresa.

Embed

"Cuando vi la silla no lo pensé dos veces", cuenta Blaque al Huffington Post. "No miré la descripción ni las opiniones del producto", agregó.

Días después recibió un paquete que si bien era bastante grande para contener la pequeña silla, le pareció demasiado pequeño para lo que ella pensaba que había adquirido. Pensó incluso que venía desarmada y que tendría que montarla.

Embed
Sea como sea, cuando la abrió se llevó la sorpresa. "Y esta es la razón por la que SIEMPRE deberías leer la descripción del producto al comprar en Amazon", escribió en un tuit. Es que el título de la publicación decía muy claro que se trataba de una silla miniatura.


Temas