-

-

-

La denuncia de Nisman contra Cristina quedó en manos de Bonadio

31 de mayo de 2017

Así lo resolvió el presidente de la Cámara Federal en el marco de un conflicto de competencia entre ese juez y su colega Ariel Lijo.


El juez federal Claudio Bonadio quedará a cargo de la denuncia que hizo el fiscal Alberto Nisman por encubrimiento del atentado de la AMIA, según resolvió este miércoles el presidente de la Cámara Federal en el marco de un conflicto de competencia entre ese juez y su colega Ariel Lijo.

A pesar de que el juez Lijo ya había avanzado con numerosas medidas de prueba, el camarista Martín Irurzun definió el conflicto a favor de Bonadio, según confirmaron fuentes judiciales.

Embed
Días atrás Lijo rechazó apartarse de la causa por el encubrimiento del atentado a la AMIA originada en la denuncia del fiscal Nisman en la que está acusada la ex presidenta Cristina Kirchner, y otros ex funcionarios, al desestimar un pedido de inhibitoria que le había hecho su par Bonadio.

Bonadio es el juez que tiene a su cargo un expediente por el delito de traición a la patria debido a una grabación de una comunicación telefónica, en la que ex canciller Héctor Timerman hablaba con el entonces titular de la AMIA Guillermo Borger de la responsabilidad de los iraníes en el atentado terrorista y le pidió a Lijo su causa.

En el marco del conflicto, Liijo argumentó que el caso por encubrimiento basado en la denuncia de Nisman presentada el 14 de enero de 2015 tiene su objeto procesal "más amplio" que el expediente que lleva adelante Bonadio.

Embed
Además Lijo destacó que su causa "se encuentra en un estadio avanzado de recolección de elementos probatorios"; y, que "a criterio de la Cámara Federal de Casación Penal, es en el expediente a su cargo donde debe estudiarse el alcance de la escucha telefónica entre Borger (Guillermo) y Timerman".

Lijo entendía que cuando fue apartado el juez Daniel Rafecas y la Sala I de la Cámara Federal de Casación ordenó el sorteo de un nuevo tribunal para que investigue la denuncia formulada por Nisman, salió sorteado su juzgado el juzgado de Lijo.

A pesar de la negativa de Lijo, el camarista Irurzun consideró que el caso de Bonadio es anterior a que su colega recibiera la denuncia de Nisman.

Embed
La causa por la denuncia de Nisman había sido archivada por inexistencia de delito en todas las instancias, pero un fallo de la Cámara de Casación la abrió y Lijo fue el juez que salió sorteado. Ahora el caso pasará a manos de Bonadio.

Temas