-

Los choferes de la línea 60 levantarán el paro a partir de mañana

02 de junio de 2017

Si bien el servicio de la línea 60 de colectivos retoma su funcionamiento desde la medianoche, los trabajadores permanecerán en alerta permanente hasta el martes. El miércoles, jueves o viernes podrían tomar la decisión de no cobrar el boleto a los usuarios.

La asamblea de trabajadores de la línea 60 de colectivos resolvió levantar desde este sábado el paro lanzado para reclamar la reincorporación de 10 conductores despedidos, aunque los choferes anunciaron nuevas medidas de fuerza para la semana próxima. Además, los conductores no cobrarán boleto a los pasajeros durante al menos un día de la próxima semana, más allá de que aún restaba definirse la jornada en la que llevarán adelante esa modalidad de protesta.

El delegado gremial Néstor Marcolín dijo en la terminal del barrio porteño de Barracas de la línea 60, utilizada a diario por unos 250.000 pasajeros, que el paro quedará sin efecto a partir del primer minuto de este sábado.

Embed

De todos modos, los trabajadores permanecerán en estado de alerta permanente los días sábados, domingos, lunes y martes, en tanto el miércoles, jueves o viernes de la semana próxima podrían desistir de cobrar el boleto a los usuarios, a modo de "huelga parcial", sostuvo Marcolín.

Los trabajadores piden que se levanten las 20 suspensiones en la empresa y que sean reincorporados los 10 conductores despedidos, que, de acuerdo con el líder gremial, eran "los testigos de la muerte del compañero David Ramallo", ocurrida en septiembre del año pasado cuando lo aplastó un colectivo en una rampa en la que estaba trabajando en el galpón de Barracas.

Temas