-

La humorista que "decapitó" a Trump denunció que quiere arruinarle la vida

02 de junio de 2017

Kathy Griffin se disculpó por la imagen de ella sosteniendo la cabeza de utilería de Donald Trump pero de todas maneras fue despedida de la CNN y el asedio del público.

Kathy Griffn pagó muy caro la foto que se sacó con una cabeza de utilería que representaba a Donald Trump, hasta el punto que acusó al presidente de los Estados Unidos y su familia de querer arruinarle la vida "para siempre".

"Lo que me está pasando nunca pasó en este gran país. Un presidente de los Estados Unidos en ejercicio está tratando personalmente de arruinarme la vida para siempre", expresó compungida Griffin en una conferencia de prensa este viernes.

La humorista de 56 años posó con la cabeza ensangrentada para el fotógrafo Tyler Shields pero en vez de causar risa provocó el enojo de Trump y su familia, quienes se descargaron a través de Twitter y despertaron una horda de críticas en la misma red social.

"Fue como si una turba me atacara", explicó Griffn, quien pidió disculpas por la foto apenas fue publicada. La humorista es conocida por sus chistes gráficos y a veces salvajes, pero eso nunca antes le había traído problemas laborales.

Kathy Griffin Cabeza Trump.mp4

Trump llegó a cuestionar la sanidad mental de Griffin y la humorista aseguró este viernes que no sabe si el Servicio Secreto terminará por pedir su detención por las fotos pero redobló la apuesta: "No tengo miedo de Trump. Lo voy a cargar más ahora", aseguró según el sitio LA Times.

"¿Se acuerdan de cuando usaba el vestido de Mónica Lewinsky? Aquellos eran los días en los que podías hacer chistes con un vestido todo el día y nadie trataba de matarte", sentenció fiel a su estilo.