-

La previa de la final de la Champions será como el descanso del Superbowl

03 de junio de 2017

Un espectáculo de música, luces, efectos visuales, color y fuego, similar al que reúne a cientos de millones de televidentes de todo el mundo cada año en el descanso de la Superbowl, precederá a la disputa de la final de la Champions League, entre el Juventus y el Real Madrid.

En la edición pasada fue la cantante de soul estadounidense Alicia Keys fue la encargada de animar la previa del Real Madrid y Atlético de Madrid, en Milán. Este año el grupo elegido ha sido la banda de hip-hop The Black Eyed Peas, en un show que se emitirá en 200 países y para el que se espera una audiencia aproximada de 200 millones de personas.

El espectáculo, de no más de 12 minutos de duración, arrancará a alrededor de las 17:33 de Argentina y finalizará con la actuación de los Black Eyed Peas antes de la entrada de los futbolistas de Juventus de Turín y Real Madrid al césped del Millenium Stadium de Cardiff.

Embed
Los duros siete meses de trabajo previos a la final se verán reflejados en una ceremonia en la que participarán 450 personas: 150 bailarines profesionales, 120 militares, que serán los encargados de desplegar la alfombra gigante sobre el césped, 172 del personal de producción de Filmmaster Events, cinco músicos y los tres cantantes de Black Eyed Peas -Will.I.Am, Taboo y Apl.de.ap, puesto que la cantante, Fergie, ha abandonado el grupo-.

Los Black Eyed Peas, uno de los grupos más populares del mundo, con éxitos como "Where is the Love?", "I Gotta Feeling", "Pump It", "Don't Lie", "Meet Me Halfway" o "Let's Get It Started", actuarán durante cerca de seis minutos sobre un escenario que pesa aproximadamente 4.500 kilos y que será instalado sobre una alfombra gigante protectora de 7.000 metros cuadrados.

Temas