Atentado en Londres: empleado de un restó argentino salvó a cinco personas

05 de junio de 2017

"Porteña" es un local de comidas típicas muy conocido entre la comunidad argentina en Londres. Instalado en el Borough Market, blanco de uno de los ataques del sábado por la noche, en donde los reflejos de un empleado salvaron a sus compañeros y un cliente.

La persecución de los tres terroristas en el Borough Market de Londres el sábado en la noche llegó hasta las puertas de "Porteña", un local de comida argentina, en donde empleado se convirtió en héroe.

Embed

Se trata del peruano Freddy Miranda, quien salvó de milagro su vida y las de otras cinco personas que podrían haber sido atacadas por los terroristas. Miranda estaba por salir del restaurante para tomarse un descanso cuando, de repente, se dio vuelta y vio cómo había la gente corría desesperada por la calle.

Inmediatamente se metió en el local, donde estaban un compañero y clientes, y le dio la orden de bajar la persiana del local. Así quedaron a resguardo de los terroristas, mientras veían con terror, protegidos y desde adentro, como los agresores apuñalaban gente "a diestra y siniestra" relató el empleado en una entrevista televisiva. "Incluso un patrullero se estrelló contra el local, porque habían atacado al conductor", reveló.

"Vimos cómo los atacantes entraban al local de enfrente y acuchillaban a dos chicas. Después empezó el tiroteo de la policía. La balacera fue justo adelante nuestro", detalló Miranda.

Embed

En tanto, el argentino Federico Fugazza, dueño del negocio, explicó que tuvo que avisarle a la Policía que había empleados suyos y clientes en el lugar y que tuvieron que permanecer allí durante un largo período, hasta que fueron auxiliados por las fuerzas de seguridad.

"Estaban expuestos, y yo temía que fueran vistos como una amenaza. Les pedí que se quedaran dentro y no salieran. Finalmente los sacaron del lugar con las manos en alto, al igual que todos los evacuados. Faltan sillas y algunas mesas que se llevaron los forenses para analizar", contó.

Los cuerpos de los tres atacantes quedaron apenas a unos metros del local de "Porteña".

Freddy, sus compañeros y el cliente refugiados en el local argentino pudieron salir del negocio pasada la medianoche, cuando la policía confirmó que ya no había peligro.

Temas