Polémica en el Mundial Sub 20 por este festejo de Federico Valverde

06 de junio de 2017

Federico Valverde, autor del gol que significó el empate 2-2 de Uruguay contra Portugal en el partido de cuartos de final del Mundial Sub 20 de Corea del Sur, aclaró que no tuvo "ninguna intención de molestar a nadie" cuando festejó simulando tener los ojos rasgados.


Embed
El gesto de Valverde, que anotó de penal en el segundo tiempo, causó polémica en la sede del torneo, ya que celebró llevándose las dos manos a la cara e hizo el gesto tener los ojos rasgados.

"Simplemente, un amigo me pidió que lo dedicara de esa forma. Lo dediqué así sin ninguna intención de molestar a nadie", aseguró el centrocampista uruguayo que forma parte de las divisiones menores del Real Madrid. Ante esto, la delegación uruguaya debió enviar a la FIFA un informe explicando los motivos del festejo

El jugador explicó que después de ese festejo se enteró de que su gesto "había molestado a mucha gente" y luego, en su cuenta de Twitter, se disculpó con los hinchas locales escribiendo en coreano su mensaje.

Embed
Además, insistió en que "jamás" festejaría de forma racista un gol y menos aún con un país que "está tratando muy bien y de forma excelente" al conjunto uruguayo.

Uruguay avanzó a semifinales del Mundial Sub 20 de Corea del Sur tras imponerse en la tanda de penales a los portugueses por 5-4 y enfrentará a la Selección de Venezuela.


Temas