Escándalo en una escuela: obligan a los chicos a arrodillarse para ir al baño

15 de junio de 2017

Los padres denunciaron a la directora asegurando que obliga a los alumnos de primer año a arrodillarse en fila cuando piden permiso para ir al baño. También los habría amenazado con pegarles con el asta de una bandera. Será imputada por el delito de amenazas y abuso de autoridad.


La directora de una escuela secundaria de la ciudad de La Plata fue denunciada por obligar a los alumnos de primer año a arrodillarse en el suelo para autorizar que vayan a los sanitarios, según denunció un grupo de padres de estudiantes del establecimiento, hecho que ya investiga la Justicia y la Dirección General de Educación y Cultura bonaerense.

Se trata de Sara Vega, directora de la escuela secundaria número 13, ubicada en las calles 22, entre 48 y 49, a la que asisten más de 300 alumnos.

Embed
El fiscal penal de La Plata, Marcelo Romero, explicó a Télam que "según lo que denunciaron los padres, la directora obliga a los varones de 13 años, que asisten al primer año, a arrodillarse en fila cuando piden permiso para ir al baño".

"Según se denunció, la directora los amenaza con el asta de la bandera nacional para que se arrodillen y permanezcan en esa postura", detalló Romero.

El fiscal notificó a Vera el inicio de una investigación y envió copia a la Dirección General de Educación y Cultura bonaerense para que eventualmente inicien un sumario administrativo para determinar la conducta de la directora.

Romero, que imputará a la mujer el delito de amenazas y abuso de autoridad, adelantó que próximamente tomará declaración a los niños, con el consentimiento de los padres de éstos, y al personal docente.

Por su parte, la dirección general de Educación y Cultura bonaerense informó esta tarde en un comunicado que "tras tomar conocimiento de las acusaciones realizadas por padres de la Escuela Secundaria 13 de La Plata, por supuesto maltrato de la directora hacia alumnos de la institución, puso en marcha en forma inmediata, todas las instancias administrativas que corresponden, con el propósito de deslindar las responsabilidades y determinar con claridad lo sucedido".

"Una vez establecidos los hechos que acontecieron, se podrán precisar las acciones a seguir, como así también, la aplicación de sanciones si así correspondiera", expresa la cartera educativa provincial.

La medida asumida se encuadra en el artículo 139 del Estatuto del Docente que determina que cuando a un docente se le impute faltas, se procederá a una investigación a efectos de resolver sobre la conveniencia o no del pedido de instrucción del sumario a la Subsecretaría de Educación.

Ese artículo también prevé que "si fuese inconveniente la permanencia en el desempeño del cargo, será relevado del mismo", detalló el comunicado.








Temas