-

Imputan a un vecino de zona norte porque tenía 75 objetos nazi

21 de junio de 2017

Un anticuario de zona norte está siendo investigado por el delito de trafico ilícito de obras de arte y piezas arqueológicas, después de que, tras allanar su casa en Beccar y dos locales en Olivos, se encontraran 75 objetos de la Alemania Nazi, además de otras piezas de otros orígenes destinadas al mercado negro.

Entre el material retenido por la Justicia hay, por ejemplo, una lupa que podría haber pertenecido al mismísimo Adolf Hitler, un craneómetro de Josef Mengele, es decir, una herramienta usada por los médicos para tomar las medidas de un cráneo, y escuadras como las que los nazis usaban para medir fémures.

También un busto de plata de Hitler, una escultura en la que se ve a un soldado nazi enarbolando una bandera con la cruz esvástica que identifica al régimen antisemita y, con ese mismo símbolo, un reloj de arena.

Embed
Las piezas, se indicó, "estaban ocultas en un cuarto escondido detrás de una biblioteca en el domicilio de un comerciante de antigüedades en Beccar", partido de San Isidro, además de en dos locales de su propiedad en Olivos.

La ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, afirmó que la recuperación de esas piezas demuestra que en la Argentina "todavía hay gente que pregona esta ideología o que hace negocios y comercializa esto".

Según Bullrich, "nuestras primeras investigaciones indican que son piezas originales" que habrían pertenecido a nazis de alto rango en la Segunda Guerra Mundial y "algunas estaban acompañadas de fotografías antiguas".

La funcionaria añadió que "es una manera de comercializarlas, mostrando que fueron usadas por el horror", y precisó que "hay fotos" de Hitler "con los objetos".

También hay "juguetes que se han utilizado para adoctrinar a los niños, una gran estatua del águila nazi por encima de una esvástica, y una caja de armónicas", se precisó.

Además de los elementos nazi, se encontraron obras egipcias y asiáticas incluidas en la "Lista Roja de Objetos Culturales Chinos" emitida por la UNESCO, que ordena la protección de estos objetos debido a su interés internacional y valor histórico.

También se recuperaron objetos paleontológicos como amonites pulidos, ámbar, 38 animales momificados y trozos de caparazón de gliptodonte, junto con vasijas y utensilios líticos que datan de la prehistoria.

Todos los elementos incautados quedaron bajo guarda judicial hasta que sean restituidos a sus países de origen.

Intervino el Juzgado Federal N° 1 de San Isidro, a cargo de la Dra. Sandra Elizabeth Arroyo Salgado, Secretaría N° 2, dirigida por el Dr. Juan Cruz Schillizzi.








Temas

En Vivo